El mercado ha entrado en fase de fuerte aversión al riesgo por tres factores principalmente: dudas sobre la economía de EEUU y la Reserva Federal, encuestas del Brexit y las valoraciones.
 

Sobre la primera variable, dice Antonio Cortina, de Banco Santander que esta semana veremos cómo Yellen no descarta subidas de tipos en julio “pero será de una forma tranquila dejando claro que tiene que reemprender el camino durante  un período largo de tiempo”.  Todos los indicadores que acompañan este dato apuntan a que la tasa de empleo está fuerte “y los indicadores de gasto  y ventas al por menor también lo seguirán”.

En cuanto al Brexit, declara en Radio Intereconomía, las encuestas están apretadas y hay dos elementos que sugieren la permanencia en la Unión Europea: el porcentaje de gente que piensa permanecer en la Unión Europea sigue siendo alto. Y además, el porcentaje de indecisos es elevado y creo que finalmente estos finalmente permanecerán.

Si miramos las valoraciones, no vemos precios altos considerando que el tipo de interés libere de riesgo está en mínimos. Por lo tanto, “no debe pensarse que las bolsas están altas. La incertidumbre seguirá pesando a corto plazo pero se pueden dar oportunidades después del Referéndum”.