MADRID, 07 ENE. (Bolsamania.com/BMS) .- Esta mañana hemos conocido que el juez José Castro, encargado de investigar el “caso Noós”, ha imputado a la infanta Cristina por blanqueo de capitales y posible delito fiscal, por lo que la hija del Rey declarará el próximo 8 de marzo. La noticia, que "ha corrido como la pólvora", ha sido rápidamente recogida también por los medios económicos internacionales en sus portadas.

Entre ellos, Financial Times, que destaca que la princesa se ​​convertirá en el primer miembro directo de la familia real que comparece ante un tribunal como “imputado formal” desde la restauración de la monarquía hace casi cuatro décadas. Asegura también el rotativo británico que “los últimos problemas legales en los que se ha visto envuelta la hija del Rey Don Juan Carlos se producen en un momento delicado para la familia real, que ha sido sacudida por continuos errores y escándalos, así como por la especulación sobre la reciente debilidad del mocarca”.

También se hacen eco de la imputación los medios americanos. CNBC resalta que la acusación contra la infanta no es más que otro de los muchos escándalos de corrupción al más alto nivel que “han socavado la fe española en las instituciones públicas en un momento de grave crisis económica marcada por profundos recortes en el gasto público”.

Bloomberg, por su parte, afirma que la presión está aumentado sobre la monarquía española. Sostiene que, según un sondeo de Sigma Dos publicado el pasado domingo por El Mundo, el apoyo popular ha caído al 49,9% en diciembre frente al 53,8% de un año antes. Esta encuesta recoge también que el 62% de los españoles consideran que el Rey debe abdicar en el príncipe Felipe.

Otra de las grandes agencias, Reuters, destaca que la Casa Real española no ha reaccionado inmediatamente a la imputación de la infanta y señala que “está inmersa en un plan para recuperar la popularidad de la monarquía, debilitada por el caso de corrupción y la delicada salud del Rey, que está convaleciente de una operación de cadera”.

M.D.