La deuda neta de las entidades financieras españolas con el Banco Central Europeo (BCE) subió un 1,7% en mayo respecto al mes anterior.
En concreto, las entidades financieras nacionales adeudan al organismo europeo 185.514 millones de euros. Este importe es el saldo vivo que las entidades residentes en España aún tienen pendiente de devolver al BCE como consecuencia de la financiación que el organismo les ha concedido previamente

La de mayo es la primera subida mensual que se produce desde agosto de 2012.

La deuda de la banca española con el BCE se ha incrementado en 3.171 millones en mayo respecto a abril. En cambio, en tasa interanual, la deuda se ha reducido un 27,2%.

Pese al repunte de mayo, la deuda se sitúa lejos del máximo de 388.736 millones registrado en agosto de 2012.