El consejero delegado recalcó que la entidad ha cumplido con el objetivo de mejora de competitividad y rentabilidad previsto en el Plan Estratégico finalizado en 2015

El consejero delegado de Bankia, José Sevilla señaló, durante la conferencia inaugural de Forinvest, que la entidad ha cerrado en 2015 el Plan Estratégico iniciado a finales de 2012 cumpliendo con los objetivo de mejora de la competitividad y rentabilidad de la compañía para poder hacer frente a las ayudas públicas recibidas.

Sevilla ha resaltado que Bankia “ha recuperado la confianza del mercado y de los inversores con la emisión de más de 6.000 millones de euros en instrumentos financieros en los mercados mayoristas”, impulsados por la decisión de Fitch de elevar la calificación de la compañía a grado de inversión.

De este modo, la entidad, que ha centrado buena parte de sus esfuerzos en el crédito a empresas y pymes, ha concedido un total de 14.800 millones de euros de nueva financiación al sector empresarial en 2015, lo que supone un incremento del 20% interanual.

Respecto a la devolución del importe recibido vía ayudas públicas, Sevilla señaló que la venta del 7,5% de las acciones de la compañía que llevó a cabo el FROB el pasado año, ha permitido abonar a las arcas públicas un total de 1.300 millones de euros, al tiempo que la retribución al accionista con 500 millones de euros en total, ha permitido que el FROB, accionista mayoritario de la entidad, se abonase 320 millones de euros.

 “No hay tiempo para la complacencia”, prosiguió Sevilla. “Por eso, desde principios de año estamos tomando decisiones para incrementar el valor de la entidad y en las que el cliente es nuestra prioridad más importante”.
Sevilla, señaló que, pese a que el actual entorno de tipos cero puede erosionar el margen de las entidades financieras, señala que queda compensado con el impulso que recibe el sector privado, por lo que el aumento del volumen de crédito concedido podría contrarrestar este efecto.

Respecto a las estrategias que emprenderá la entidad durante este ejercicio, Sevilla recalcó que “nuestros cajeros están disponibles al menor coste del sector, cerca de un 50% más baratos que los de nuestros principales competidores”. Además, apuntó que la retirada de todas las comisiones a aquellos clientes que tengan sus ingresos domiciliados en el banco, a pesar de suponer una renuncia a 40 millones de euros, “a medio plazo nos va a proporcionar una mejor relación con nuestros clientes que revertirá en mayores oportunidades de negocio”.