MADRID, 31 JUL. (Bolsamania.com/BMS) .- Tras la noticia de que el juzgado de instrucción número 31 de Barcelona ha aceptado la denuncia interpuesta por el sindicato de ultraderecha Manos Limpias contra Jordi Pujol y su esposa Marta Ferrusola, se inicia un proceso judicial contra el ex president de la Generalitat que promete ser muy largo.
Manos Limpias denunció a Pujol por delitos fiscales, soborno, tráfico de influencias, blanqueo de capitales, prevaricación, falsedad en documento público y malversación de caudales públicos, el pasado 28 de julio, y a Marta Ferrusola por ser “cómplice y encubridora" de los delitos. Que esta querella haya sido aceptada a trámite por el juzgado de Barcelona, abre la puerta a que se abran las primeras diligencias sobre el caso que podría acabar muy pronto en la Audiencia Nacional.
Y llegaría a través de la Fiscalía Anticorrupción, que ha quedado a cargo del “caso Pujol” y de la investigación de las denuncias sobre los negocios de su familia, tras la decisión del fiscal general del estado, Eduardo Torres-Dulce. De hecho, hace también pocos días que se hizo público que Anticorrupción está investigando a Oleguer Pujol, el hijo menor de Jordi Pujol, por un delito de blanqueo de capital.
El siguiente paso será que la Fiscalía Anticorrupción reclame que se aúnen todas las investigaciones en una sola que dependerá de la Audiencia Nacional, dónde el juez Pablo Ruz tiene causas abiertas contra el hijo mayor del ex líder catalán, Jordi Pujol Ferrusola, quien está llamado a declarar, junto a su esposa, Mercè Gironès, como imputado en un delito de blanqueo de capital y contra la hacienda pública.
Lea también: En directo sobre el caso Pujol, toda la información acerca del escándalo del ex president

EL INFORME DE 2012 DE LA UDEF
Muy significativo es el hecho de que la denuncia de Manos Limpias hace referencia al informe publicado por El Mundo en 2012, de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) del Cuerpo Nacional de Policía, que investigaba el supuesto cobro sistemático de comisiones ilegales durante los 23 años que Pujol estuvo al frente del Ejecutivo catalán. Una cifra que ascendería a 137 millones de euros en varios paraísos fiscales.
Anticorrupción pedirá esta y todas las investigaciones que Hacienda haya podido llevar a cabo sobre el caso, conjuntamente con la Policia. Según publica La Vanguardia, las reclamaciones de información de la Agencia Tributaria a los miembros de la familia empezaron en enero del 2013, y en paralelo la Policía ha trabajado a fondo en el rastreo de la procedencia de los fondos manejados por algunos de sus miembros por varios países, sobre todo los que tienen perfiles de paraíso fiscal.

Esto corrobora las declaraciones del ministro de Hacienda Cristobal Motoro quien atribuyó la autoinculpación de Jordi Pujol al hecho que ya había actuaciones "iniciadas" por parte de la Agencia Tributaria. Montoro apuntó que las mencionadas actuaciones se estaban desarrollando desde "hace un tiempo".