La financiación que recibió el sector FinTech en 2015 fue de más de 19.000 millones de dólares y, al finalizar el tercer cuatrimestre de 2016, ascendía ya a 15.000 millones de dólares, según el último informe publicado de KPMG y CB Insights. En España, el sector FinTech cerraba el año con más de 250 millones de euros acumulados de inversión y 207 empresas especializadas en áreas diversas, InsurTech incluida, según datos del Observatorio FinTech.

Una de las empresas que se está consolidando en el sector financiero como una avanzada solución FinTech, es la plataforma nettit, lanzada tras el acuerdo de comercialización firmado por Bankia y everis en junio de 2015. Es una plataforma digital de gestión financiera de la Cadena de Suministro (SCF) que permite a las empresas pagar facturas con importantes beneficios y cobrar facturas con facilidad, gestionar el pronto pago, anticipar cobros y acceder a financiación en la propia web.

Las propias empresas del ecosistema, aplican sencillas estrategias personalizadas de pagos y cobros de facturas, de modo que los plazos se adaptan al exceso de tesorería y a las necesidades de liquidez. La plataforma se encarga también de financiar de modo exclusivo esas operaciones, cuando las empresas lo soliciten.

Los beneficios que obtienen las empresas de la plataforma para realizar los pagos a proveedores empiezan por la alta rentabilidad que reporta el beneficio por el pronto pago que proporciona la plataforma, tanto si se realiza con el exceso de tesorería, como si la empresa necesita financiarlo. En ambos casos la empresa optimiza la gestión de su circulante, obteniendo una comisión o descuento que tendrá su reflejo en los resultados –mejora del EBITDA-; además, lleva ella el control de la liquidez mediante estrategias personalizadas, sin imposiciones.

Otro beneficio es lograr satisfacer y fortalecer a sus proveedores con la mejora de sus flujos de caja. El beneficio se extiende a toda la cadena de suministro, ya que este primer paso de financiarla, asegura que ninguna empresa debilitada genere repercusiones negativas en cascada. Un ejercicio auténtico de responsabilidad social financiera, un nuevo término que nettit ha acuñado.

Los beneficios que obtienen las empresas que gestionan pagos y cobros a través de la plataforma son, entre otros, la optimización de los procesos financieros, la gestión óptima del circulante, la mejora del cash flow, del balance y de la cuenta de resultados. Efectivamente, logran reducir los plazos de cobro y de pago, cuentan con instrumentos para gestionar el riesgo de impagos; mejoran los ratios financieros de maduración, liquidez y endeudamiento; acceden a financiación más ventajosa y mejoran la tesorería. Pueden beneficiarse también de otros servicios, como el control de los condicionantes regulatorios o la gestión alertas gratuitas de Iberinform.
 
Los casos de éxito compartidos en la página web de nettit, muestran estos beneficios. Se refieren a sectores tan diferentes como la construcción o los transportes –sectores caracterizados por la dificultad de acceso a la financiación bancaria-, la consultoría, fundaciones y asociaciones, etc. Han encontrado en nettit un modo de reducir el DSO –por ejemplo, autónomos del sector de transportes- y controlar, ordenar y simplificar los pagos; la posibilidad de adoptar prácticas innovadoras en la función financiera y de administración, con un medio ágil, sencillo y rápido, que les facilita centrarse en su actividad; o beneficiarse de una solución integral de pagos y cobros sin asumir ninguna inversión inicial. Beneficios que no siempre son fáciles de obtener, por unas cuestiones u otras, ya se trate de una gran empresa, de una PYME o de un autónomo.