Inditex cerró los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal con un beneficio neto de 1.674 millones de euros.

Los beneficios permanecen estables, pues esta cifra supone aumento del 1% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

Las ventas de Inditex ascendieron a los 11.925 millones de euros, con un crecimiento del 5%. Excluido el efecto del tipo de cambio, las ventas se incrementaron un 8%.

El margen bruto creció un 4%, hasta 7.141 millones, y representó el 59,9% de las ventas.

El Ebitda alcanzó los 2.776 millones de euros, mientras que el resultado neto de explotación (Ebit) se situó en 2.148 millones, en línea con los obtenidos en el mismo periodo del año pasado.