·         El Consejo Consultivo ha respaldado la operación anunciada entre IBERDROLA e IBERDROLA RENOVABLES de cara a cerrar una fusión por absorción


·         La Empresa, que continúa siendo uno de los motores de la economía de la región, ha destinado 350 millones € a compras y contrataciones a empresas valencianas y realizado inversiones por valor de 260 millones €

IBERDROLA ha cerrado el año 2010 con un impacto económico de más de 1.000 millones € en la Comunidad Valenciana, según ha anunciado esta mañana su Presidente, Ignacio Galán, durante la reunión del Consejo Consultivo de la región, que se ha celebrado en la sede de la Empresa en Valencia.  

Estrategias de Inversión
Análisis de las Super Corporaciones en bolsa
Análisis de las Super Corporaciones en bolsa

En el transcurso del encuentro, el Presidente de dicho Consejo, José Luis Olivas, ha trasladado a Galán el respaldo de dicho órgano a la operación anunciada entre IBERDROLA e IBERDROLA RENOVABLES de cara a cerrar una fusión por absorción de la segunda por parte de la primera y ha felicitado al valenciano Javier Villalba y al alicantino Francisco Martínez Córcoles por sus recientes nombramientos como directores de los negocios de Redes y Liberalizado, respectivamente, del Grupo.

IBERDROLA, que se ha consolidado en los últimos años como uno de los motores económicos de la región, ha destinado 350 millones € a las compras y a la contratación de suministradores de obras y servicios a empresas de la Comunidad Valenciana, según ha expuesto hoy Ignacio Galán.

El Presidente del Grupo ha destacado, asimismo, que el impacto fiscal de la actividad económica que la Compañía desarrolla en la Comunidad ha rondado los 280 millones € y que la Empresa ha realizado inversiones en las áreas de generación y distribución de energía por valor de 260 millones €.

IBERDROLA, que tiene una potencia instalada en la región de más de 3.900 megavatios (MW), ha destinado aproximadamente 160 millones € al área de generación, que ha registrado una producción de 13.280 gigavatios hora (GWh) en 2010. El principal proyecto que tiene en marcha la Empresa es la construcción de La Muela II, que se convertirá en la mayor central hidroeléctrica de bombeo de Europa cuando entre en funcionamiento, en el año 2012.

Ignacio Galán ha expuesto al Consejo Consultivo que IBERDROLA ha invertido en el Negocio de Redes más de 100 millones €, que se han destinado a la construcción y mantenimiento de instalaciones de distribución de electricidad. Gracias a este esfuerzo, la Empresa ha registrado la mejor calidad de suministro eléctrico de la historia en la Comunidad en 2010, un ejercicio en el que ha logrado reducir el 27% la duración de las incidencias en el servicio respecto al año anterior y en el que la demanda de energía ha aumentado un 1,9%.

La Compañía ha puesto en marcha el pasado año, entre otras instalaciones, las subestaciones de Valldigna, Tuéjar y Moixent y la línea de 132 kV entre Alzira y Picassent, en la provincia de Valencia. En Castellón ha ampliado las instalaciones transformadoras de Adzaneta y Moncófar y está desarrollando la red inteligente en la capital. Asimismo, en Alicante se han construido sendas líneas eléctricas que unen las subestaciones de Xixona y La Nucía y Petrer y Saladas (Elche) y se ha finalizado la subestación de Montebello (La Nucía).

IBERDROLA distribuye energía a aproximadamente 3,5 millones de puntos de suministro en la Comunidad Valenciana, a los que presta servicio a través de una infraestructura formada por 131 subestaciones, alrededor de 22.600 centros de transformación, unos 3.200 kilómetros de líneas de alta y muy alta tensión y más de 50.000 kilómetros de media y baja tensión.

Unos resultados históricos en 2010

Por otro lado, Galán ha expuesto a los miembros del Consejo Consultivo los resultados del Grupo durante 2010. IBERDROLA ha obtenido un beneficio neto de 2.870 millones €, lo que representa un incremento del 1,6% respecto al año anterior y el mayor de toda su historia. El crecimiento ha ascendido al 5,6% en términos recurrentes, sin tener en cuenta las menores plusvalías registradas este año (289 millones € frente a 378 millones € de 2009). La internacionalización del Grupo le ha permitido equilibrar la distinta evolución de las áreas de negocio y obtener crecimientos en diferentes entornos.

La Compañía ha logrado estos positivos resultados gracias una producción eléctrica histórica de 154.073 GWh, de los que la mitad ha sido generada sin emisiones de CO2. La obtención de una facturación récord de 30.431 millones € (+17,5%) ha propiciado un aumento del Ebitda del 10,5% (7.528 millones €) y de los fondos generados en operaciones del 11,3% (5.468 millones €).

El Grupo ha conseguido asimismo mejorar la eficiencia operativa un 11% en el ejercicio. Asimismo, la consolidación de la fortaleza financiera, con una reducción del apalancamiento hasta el 43,3%, y la colocación ya en marcha del déficit de tarifa en España han dotado a la Empresa de la necesaria liquidez (10.600 millones €) para continuar su senda de crecimiento futuro, que se centrará, sobre todo, en Estados Unidos, Reino Unido, España, Brasil y México.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) -7.528 millones €-, por encima del rango estimado para el periodo 2010-2012 gracias a la cartera de negocios diversificada del Grupo, se ha visto beneficiado por los incrementos de los negocios regulado (+25%) y renovables (+10%), que han compensado una ligera caída del negocio liberalizado (-3%), afectado por la menor aportación de Reino Unido y los mayores tributos. El 51% del Ebitda de IBERDROLA procede del área regulada, el 27% de la liberalizada, el 19% de renovables y el 3% de otros negocios.

El potencial de los activos de IBERDROLA en todo el mundo le ha permitido aumentar un 8% la producción de energía, hasta alcanzar la cifra récord de 154.073 millones de kWh, por el incremento de la generación libre de emisiones de CO2, que alcanza ya el 50% del total gracias a la evolución de la hidroeléctrica (+84,4%), la renovable (+18,2%) y la nuclear (+14,4%). La Empresa ha seguido diversificando y ampliando su parque de producción, cuya capacidad instalada asciende a 44.991 megavatios (MW).

Como consecuencia de la buena evolución de los negocios, el margen bruto se ha elevado el 7,9%, hasta 11.645,2 millones €, mientras que los gastos operativos han caído un 3,7%. La mejora de la eficiencia operativa, sobre todo gracias a las medidas adoptadas en Estados Unidos, se ha situado en el 11%.

El ejercicio 2010 ha sido clave para IBERDROLA, que ha centrado sus esfuerzos en mejorar la cartera de negocios, aprovechar las oportunidades de crecimiento rentable y seguir optimizando la gestión. En esta línea, ha llevado a cabo unas inversiones brutas de 5.674 millones € en el negocio básico (energías renovables, inicio de la línea Maine) y ha desinvertido en activos no estratégicos (gas en Estados Unidos o Guatemala) por 2.000 millones €. Asimismo, y ya en 2011, ha acometido una operación que facilitará su desarrollo futuro en un mercado que considera estratégico: el acuerdo de compra de la distribuidora Elektro en Brasil -2,17 millones de puntos de suministro en Sao Paulo-.

Mantenimiento de las inversiones

La gestión de la Compañía el pasado año ha buscado seguir incrementando la fortaleza financiera, de modo que ha mejorado el perfil de la deuda y los ratios financieros, situando en 10.600 millones € la liquidez, que se incrementará gracias a la colocación del déficit de tarifa que ya está en marcha en España -ya ha cobrado 1.200 millones €-.

IBERDROLA ha reducido además su ratio de apalancamiento, que ha pasado del 46,2% de 2009 al 43,3% actual (excluyendo el impacto del déficit de tarifa), y ha situado en 24.212 millones € la deuda neta ajustada (también sin contar el déficit de tarifa). Los recursos propios del Grupo superan los 31.663 millones €, frente a los 29.030 millones € del cierre del año anterior.

Asimismo, el Presidente de IBERDROLA ha señalado que el Grupo prevé mantener las inversiones de alrededor de 16.000 millones € en el periodo 2010-2012 para seguir desarrollando sus proyectos de crecimiento orgánico y consolidando la expansión internacional.

Por áreas de negocio, 5.600 millones € se dedicarán a redes, sin contar con los 2.400 millones € de la compra de la compañía distribuidora brasileña Elektro, 5.300 millones € a energías renovables, 2.200 millones € a generación y comercialización de electricidad y 300 millones € a otras actividades.

Estos datos implican una reconfiguración de las inversiones previstas para el trienio de referencia, con una disminución de las destinadas al crecimiento orgánico en las diferentes áreas de negocio que queda compensada con la citada compra en Brasil. En cualquier caso, este mix de inversión confirma las bases estratégicas de IBERDROLA: los negocios regulados o casi regulados -los de redes y renovables- se llevan más del 80% de la cifra global (41 y 40%, respectivamente).

La Empresa prevé destinar un 70% de las inversiones a crecimiento -el 60% en el caso del área de redes, con nuevas líneas de transporte y distribución, y el 40% en el caso del negocio liberalizado, mediante proyectos hidráulicos en España-, mientras que el 30% restante irá a parar a mantenimiento. IBERDROLA, que ha reiterado el objetivo de llevar a cabo desinversiones por 3.000 millones € entre 2010 y 2012, ha completado el 70% de las planeadas.

Fruto de este importante esfuerzo inversor previsto en un entorno económico complejo, la Compañía incrementará la diversificación internacional y obtendrá en 2012 un 70% del Ebitda de las actividades de redes y energías renovables. Para ese año, IBERDROLA espera que el negocio energético tradicional en España aporte un 35% de los resultados operativos, Reino Unido un 20%, Latinoamérica un 14%, Estados Unidos un 9% y Renovables un 22%.

Gracias a estos planes, IBERDROLA prevé alcanzar un crecimiento anual de entre el 5% y el 9% del Ebitda y del beneficio neto recurrente (sin extraordinarios), una horquilla que en el caso del beneficio operativo bruto ya ha sido superada en los resultados de 2010: éste creció el 10,5%, hasta los 7.528 millones €. Además, la Empresa contempla mantener la política de retribución a los accionistas.
El Consejo Consultivo de IBERDROLA en la Comunidad Valenciana está presidido por José Luis Olivas Martínez, Presidente de Bancaja y Vicepresidente de Bankia, y sus vocales son: Ignacio Galán, Presidente de la Compañía; Pere Joan Devesa Martínez, Director General de Hoteles Devesa; Fernando Diago de la Presentación, Presidente de Cerámicas Diago; Jesús Esteve Román, Gerente de Domus Cartera; Juan José Gimeno Tomás, Máximo Ejecutivo del Grupo Gimeno; Francisco Pons Alcoy, Presidente del Grupo Importaco; y Francisco Ros García, Consejero Delegado del Grupo Ros Casares. En representación de IBERDROLA han asistido Javier Villalba, Director de Negocio Redes España; y Julián Bolinches, Delegado en la Comunidad Valenciana, que ejerce como secretario. A la reunión de hoy también ha asistido José Luis San Pedro, director de Operaciones de IBERDROLA.

 
INFORMACIÓN IMPORTANTE

Esta comunicación no constituye una oferta de venta en los Estados Unidos de América ni en ninguna otra jurisdicción. Los valores aquí referidos no podrán ser vendidos en los Estados Unidos de América, salvo si se efectúa a través de una declaración de notificación efectiva de las previstas en el Securities Act de 1933, o al amparo de una exención válida del deber de notificación.  

PROYECCIONES

Esta comunicación contiene información y afirmaciones o declaraciones con proyecciones de futuro sobre Iberdrola, S.A. y su filial IBERDROLA RENOVABLES, S.A. Tales declaraciones incluyen proyecciones y estimaciones financieras con sus presunciones subyacentes, declaraciones relativas a planes, objetivos, y expectativas en relación a operaciones futuras, inversiones, sinergias, productos y servicios, y declaraciones sobre resultados futuros. Las declaraciones con proyecciones de futuro no constituyen hechos históricos y se identifican generalmente por el uso de términos como "espera," "anticipa," "cree," "pretende," "estima" y expresiones similares.

En este sentido, si bien Iberdrola, S.A. considera que las expectativas recogidas en tales afirmaciones son razonables, se advierte a los inversores y titulares de las acciones de Iberdrola, S.A. de que la información y las afirmaciones con proyecciones de futuro están sometidas a riesgos e incertidumbres, muchos de los cuales son difíciles de prever y están, de manera general, fuera del control de Iberdrola, S.A., riesgos que podrían provocar que los resultados y desarrollos reales difieran significativamente de aquellos expresados, implícitos o proyectados en la información y afirmaciones e con proyecciones de futuro. Entre tales riesgos e incertidumbres están aquellos identificados en los documentos públicos enviados por Iberdrola, S.A. e IBERDROLA RENOVABLES, S.A. a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Las afirmaciones o declaraciones con proyecciones de futuro no constituyen garantía alguna de resultados futuros. No han sido revisadas por los auditores de Iberdrola, S.A. e IBERDROLA RENOVABLES, S.A. Se recomienda no tomar decisiones sobre la base de afirmaciones o declaraciones con proyecciones de futuro que se refieren exclusivamente a la fecha en la que se manifestaron. La totalidad de las declaraciones o afirmaciones de futuro reflejadas a continuación emitidas por Iberdrola, S.A. o cualquiera de sus Consejeros, directivos, empleados o personas actuando en su representación quedan sujetas, expresamente, a las advertencias realizadas. Las afirmaciones o declaraciones con proyecciones de futuro incluidas en este documento están basadas en información disponible a la fecha de la presente comunicación. Salvo en la medida en que lo requiera la ley aplicable, Iberdrola, S.A. no asume obligación alguna -aun cuando se publiquen nuevos datos o se produzcan nuevos hechos- de actualizar públicamente sus afirmaciones o revisar la información con proyecciones de futuro.

Estrategias de Inversión
Video del Taller operativo con acciones a corto plazo
Video del Taller operativo con acciones a corto plazo