Creo que en general lo que vemos es que la fase de fuerte aversión al riesgo con el que comenzamos el año se ha quedado atrás y es porque el papel de los bancos centrales han servido para ello.

Además, las autoridades chinas han dicho que las medidas estarán centradas en mantener el crecimiento en los límites marcados. El precio del petróleo han abandonado los mínimos y los indicadores económicos son positivos.

EN EEUU y las economías emergentes, están por encima. Las primas de riesgo han bajado y estamos en un contexto más positivo que el de hace un mes. Las cotizaciones no están tan infravaloradas como hace un mes, lo que hace que entremos en una fase algo más estable. 

Declaraciones a Radio Intereconomia