Grifols Worldwide Operations Limited, filial del grupo Grifols, ha abierto un proceso en el cual llevará a cabo una emisión de bonos de 1.000 millones de dólares que realizó con anterioridad ya en 2014 y que tenía vencimiento en 2022 y un interés anual del 5,25%.
 
Grifols en esta operación ofrece un 104% del valor de cada bono más un pago de 30 dólares por bono, lo que sumaría una remuneración de 1.044 dólares por cada título. A este importe hay que añadir el abono de los intereses devengados y no pagados desde el último pago.

Esta operación de recompra se encuentra dentro del proceso de refinanciación de deuda que el grupo acometió tras la adquisición de la compañía estadounidense Hologic. Esta refinanciación que se cerró en febrero de este año con un total de 6.300 millones de dólares, incluía deuda sindicada con bancos e inversores internacionales, pero los bonos por 1.000 millones de dólares quedaron fuera.

A pesar de que Grifols subió ayer en Bolsa con un 0,43% hasta 23,3 euros por acción, el proceso de recompra de acciones no se realizará hasta el 28 de abril a través de la filial estadounidense  Morgan Stanley.