Gas Natural Fenosa cierra marzo con un beneficio neto de 329 millones en el primer trimestre, un 8,7% menos en términos ajustados  debido a factores macro y energéticos. La compañía prevé que estas variables mejoren en el último semestre. Por lo pronto, el Ebitda quedó en 1.216 millones, un 3,4% menos, debido a la caída del precio de las materias primas. 

  
Pese al exigente entorno energético y económico, los resultados de la compañía demuestran la solidez de su modelo de negocio, en el que las actividades reguladas y cuasi reguladas (se incluyen aquí las actividades de transporte de gas, la generación con renovables y la actividad de GPG) aportan el 69% del EBITDA. Asimismo, las actividades en España generaron un EBITDA trimestral similar al de 2015 y aumentaron su contribución al total consolidado hasta el 56,8%, lo que evidencia su fortaleza frente a las actividades internacionales, cuyo EBITDA cayó un 20,2% y representó el 43,1% del total.
 
Las inversiones del trimestre fueron de 266 millones de euros, un 6,4% más y se focalizaron especialmente en los negocios de distribución de gas y electricidad en España. En este sentido, destacó el incremento del 36,5% de las inversiones en negocios regulados en Europa, hecho que subraya la apuesta del grupo por un modelo de negocio sólido y estable.
 
GAS NATURAL FENOSA mantuvo durante el trimestre una estricta disciplina financiera. A 31 de marzo, la deuda financiera neta alcanzó los 15.817 millones de euros, el 8,7% menos que en la misma fecha de 2015. La ratio de endeudamiento se situó en el 45,9%, por debajo del 47,7% de la misma fecha del pasado ejercicio. El 82,7% de la deuda tiene vencimiento igual o posterior al año 2018 y su vida media es ligeramente superior a los cinco años. 
 
Distribución de gas en España
 
El EBITDA de la actividad de distribución de gas en España creció el 0,5%, hasta 215 millones, y el importe neto de la cifra de negocios alcanzó los 295 millones, con un aumento del 0,7%. Las ventas de la actividad regulada de gas en España en su conjunto disminuyeron el 2,1% respecto a 2015, hasta los 52.865 GWh, debido a la menor demanda de gas del mercado residencial.
 
El grupo continuó avanzando en la expansión de la red de distribución y en incrementar el número de puntos de suministro, a pesar de la baja actividad del mercado de nueva edificación. Así, la red de distribución se incrementó en 2.122 kilómetros (+4,3%) en el cómputo interanual y permitió la gasificación de 11 nuevos municipios en 2016. La compañía incrementó en 47.000 los puntos de suministro en el último año, alcanzando los casi 5.286.000 al final de marzo.
 
Distribución de gas en Italia

El EBITDA de la actividad de distribución de gas en Italia fue de 14 millones de euros, un 12,5% menos por una menor remuneración tras la actualización del WACC reconocido por el regulador italiano. Las ventas fueron de 1.681 GWh, con un descenso del 12% debido a una climatología invernal más benigna. La compañía alcanzó los cerca de 458.000 puntos de suministro en Italia, el 0,4% más, mientras que la red de distribución creció un 1%, hasta los 7.176 kilómetros.
 
Distribución de gas en Latinoamérica

El EBITDA de la distribución de gas en Latinoamérica alcanzó los 159 millones de euros, un 15% menos, afectado especialmente por el comportamiento de las divisas en México, Argentina, Chile, Colombia y Brasil. Sin considerar el efecto del tipo de cambio, el EBITDA se incrementa el 3,2%.
 
Por países, destaca el EBITDA registrado en Brasil, de 47 millones de euros, que representó el 29,6% del total. El volumen de ventas fue el 24,9% inferior, debido a la crisis económica y a la bajada del mercado industrial, si bien los mercados residencial y comercial crecieron en conjunto un 13,4%.  El EBITDA de México fue de 44 millones de euros y representó un 27,7% del conjunto del negocio. Excluyendo el efecto del tipo de cambio, el EBITDA se hubiera incrementado un 6,7%, con un crecimiento de ventas del 4%. Sin tener en cuenta el tipo de cambio, Colombia aumentó el EBITDA el 27,9% por las mayores ventas en el mercado industrial secundario.
 
El EBITDA aportado por Chile alcanzó los 31 millones de euros y representa el 19,5%. A cierre del trimestre, las ventas de la actividad de gas en Latinoamérica, que agrupa las ventas de gas y los servicios de acceso de terceros a la red (ATR), ascendieron a 66.442 GWh, el 5,4% menos que las registradas en el mismo período de 2015.
 
La red de distribución en Latinoamérica creció el 2,8% en términos interanuales y alcanzó los 80.556 kilómetros a final de trimestre. A este crecimiento contribuyó, especialmente, la expansión de la red en México, con 1.015 nuevos km en el último año.
 
GAS NATURAL FENOSA superó los 7,5 millones de puntos de suministro a 31 de marzo, lo que representó un incremento de 306.000 puntos respecto del año anterior. Cabe destacar los incrementos en México, de 109.000 puntos durante el último año, y Colombia, donde se produjo un aumento de 107.000 puntos.
 
Distribución de electricidad en España

El EBITDA de la actividad de distribución de electricidad en España, de 152 millones de euros, se incrementó el 7% respecto al primer trimestre de 2015. El importe de la cifra de negocio aumentó el 2,9%, hasta 210 millones de euros. La energía suministrada fue de 8.227 GWh, el 4,1% menos que en 2015. A 31 de marzo, la compañía contaba con 3.688.000 puntos de suministro, cifra ligeramente superior a la del cierre del año pasado.
 
Distribución de electricidad en Moldavia
 
El EBITDA de la actividad de distribución de electricidad en Moldavia alcanzó los 13 millones de euros en el periodo, el 30% más, debido a una mayor retribución de la base de capital tarifaria por actualización anual, así como por efecto del tipo de cambio de la moneda local respecto al dólar. Las ventas de la actividad de electricidad descendieron ligeramente a 705 GWh (-3,6%) y los puntos de suministro a final del primer trimestre se situaron en 869.946 (+1,3%).
 
Distribución de electricidad en Latinoamérica
 
El EBITDA de la actividad de distribución de electricidad en Latinoamérica, que incluye Colombia, Panamá, Argentina y Chile, alcanzó los 154 millones de euros en el periodo, el 6,1% menos que en 2015. Sin considerar el efecto provocado por el tipo de cambio, el EBITDA aumenta el 4,8%.
 
El negocio de distribución eléctrica de Colombia aportó 50 millones de euros de EBITDA durante el primer trimestre, el 15,6% más si no se tiene en cuenta el efecto del tipo de cambio. El crecimiento responde fundamentalmente a los mayores ingresos por cargo de comercialización.
 
En Panamá, el negocio alcanzó un EBITDA de 28 millones de euros, el 27,1% menos sin efecto del tipo de cambio, debido a que los ingresos del año pasado se habían visto distorsionados por el cambio de criterio de registro de los desvíos tarifarios.
 
El EBITDA de Chile y Argentina (CGE) alcanzó los 76 millones de euros, con un incremento de 10 millones de euros sin considerar los efectos del tipo de cambio. El crecimiento  se origina en el negocio de distribución eléctrica en Chile, principalmente por el incremento de las ventas físicas, mayor actividad en servicio a terceros y reducción de gastos operacionales, junto con mayores retiros de energía en el sector de sub-transmisión.
 
Gas: Infraestructuras

El EBITDA de la actividad de infraestructuras, que incluye la operación del gasoducto Magreb-Europa, la gestión del transporte marítimo, el desarrollo de los proyectos integrados de gas natural licuado (GNL) y la exploración, desarrollo, producción y almacenamiento de hidrocarburos, se elevó a 75 millones de euros, un 5,6% más que el mismo período del año anterior, debido principalmente al incremento del 3% de la tarifa de transporte internacional del gasoducto Magreb-Europa y por el efecto positivo del tipo de cambio del dólar.
 
La actividad de transporte de gas desarrollada en Marruecos a través de las sociedades EMPL y Metragaz, durante el primer trimestre, sumó un volumen total de 24.163 GWh, el 0,4% más que el año pasado. De esta cifra, 14.681 GWh (-16,1%) fueron transportados para GAS NATURAL FENOSA a través de la sociedad Sagane y 9.482 GWh (+44,2%) para Portugal y Marruecos. El EBITDA de la actividad mundial de aprovisionamiento y comercialización de gas ascendió a 151 millones de euros en el primer trimestre, el 39,8% menos, un descenso motivado por la magnitud del ajuste de precios energéticos soportado durante el período: el Brent promedio del primer trimestre descendió el 46% respecto al mismo período de 2015.
 
A 31 de marzo, la comercialización mayorista alcanzó los 76.025 GWh, el 0,6% más, fundamentalmente por las ventas en el resto de Europa (+25,1%).
 
Gas Natural Europe consolida en 2016 su posición de comercialización de gas natural en Europa, con presencia en Francia, Bélgica, Luxemburgo, Países Bajos y Alemania. Adicionalmente es un operador activo en los mercados líquidos de estos países, lo que permite optimizar la posición de Gas Natural Fenosa y la captura de oportunidades en los mercados europeos.
 
Las ventas realizadas en Francia en el primer trimestre de 2016 alcanzan los 12,9 TWh con clientes de diversos ámbitos, como empresas del sector industrial, autoridades locales y sector público. En el resto de países europeos donde opera Gas Natural Europe las ventas han sido de 3,5 TWh en el mismo periodo.
En Italia, Gas Natural Fenosa  también opera en el mercado mayorista y consiguió un volumen de ventas de 2,5 TWh.
 
En el mercado minorista, la compañía cuenta con 12,2 millones de contratos activos de gas, electricidad y servicios, de los que más de medio millón están en Italia. La comercialización minorista (GWh) descendió en España el 15,2% y aumentó ligeramente en Italia el 1,9%.
 
Electricidad España
 
El EBITDA de la actividad de electricidad en España (generación, comercialización mayorista y minorista y suministro de electricidad a PVPC) fue de 205 millones de euros, el 3,8% menos que en el mismo periodo de 2015, debido fundamentalmente al diferente comportamiento de los precios del pool.
 
El precio medio ponderado del mercado diario en el trimestre ascendió a 31,25 €/MWh, 16,13 €/MWh menos que el primer trimestre de 2015 y el 41% menos que el trimestre anterior. La producción de energía eléctrica fue de 7.082 GWh, el 12,8% menos que en 2015. De esa cifra, 6.202 GWh correspondieron a generación tradicional (-17,5%), mientras que la generación en renovables y cogeneración sumó 880 GWh (+45,2%). La producción hidráulica se situó en 1.893 GWh en el primer trimestre, el 35,5% más que en 2015. Por su parte, la producción nuclear descendió un 10,6% hasta los 1.092 GWh.
 
La producción de los ciclos combinados de GAS NATURAL FENOSA fue de 2.695 GWh, el 23% menos que en el mismo periodo de 2015. La producción térmica con carbón alcanzó los 522 GWh, frente a los 1.399 GWh del primer trimestre de 2015.
 
En el segmento de comercialización de electricidad, las ventas del primer trimestre alcanzaron los 8.996 GWh, el 2% menos. Las cifras de la cartera de comercialización eléctrica son acordes al posicionamiento de maximización de márgenes, a la optimización de cuota y al grado de cobertura que GAS NATURAL FENOSA desea tener frente a las variaciones de precio del mercado eléctrico.
 
Gas Natural Fenosa Renovables
 
Gas Natural Fenosa Renovables contaba a cierre del primer trimestre con una potencia instalada en operación de 1.145 MW consolidables, de los cuales 977 MW corresponden a tecnología eólica, 110 MW a minihidráulica y 58 MW a cogeneración y fotovoltaica. La producción durante los tres primeros meses del año ascendió a 880 GWh frente a los 606 GWh del mismo período del año anterior, debido principalmente a la incorporación de la producción de los parques de Gecalsa y también a los mayores índices de eolicidad e hidraulicidad del trimestre.
 
Global Power Generation
 
Global Power Generation (GPG), creada en 2014, aglutina los activos y negocios de generación eléctrica de GAS NATURAL FENOSA fuera de Europa. El EBITDA de Global Power Generation en el primer trimestre de 2016 alcanzó los 62 millones de euros, con un decremento del 15,1% frente al mismo período del año anterior, debido fundamentalmente a una menor contribución del negocio en México. El resultado en el país norteamericano (-13,3%) se ha visto afectado por el diferente calendario de mantenimientos, el efecto de los índices de referencia de los contratos y por el menor precio del gas.