GAS NATURAL FENOSA invertirá hasta 14.000 millones de euros durante los próximos cinco años, de los que más del 80% será en activos regulados o contratados, con un enfoque especial en el crecimiento en redes de distribución y en generación con energías renovables, de acuerdo con la nueva visión estratégica 2016-2020 presentada hoy por su presidente, Salvador Gabarró, y su consejero delegado, Rafael Villaseca.
 
 
El nuevo plan estratégico tiene como objetivo proteger el exitoso actual modelo de negocio, que ha demostrado su capacidad para capturar el crecimiento durante los últimos años y establecer las bases para continuar creciendo gracias a las  inversiones que contempla el plan.
 
De acuerdo con la nueva visión estratégica, durante el período 2016-2018, GAS NATURAL FENOSA invertirá 8.100 millones de euros. La mayor parte, 4.800 millones de euros, se dedicarán a inversiones en redes de distribución. En torno a 1.800 millones de euros se destinarán a construir nueva capacidad de generación, fundamentalmente renovable, y otros 1.500 millones irán destinados al resto de negocios, principalmente GNL. Adicionalmente, en los ejercicios 2019 y 2020, la compañía invertirá 6.000 millones de euros, de los que 2.700 millones corresponderán a generación y otros 2.500 millones a redes.
 
Las inversiones entre 2016 y 2020 permitirán a la compañía aumentar en 3,6 millones sus puntos de suministro de electricidad y gas e incrementar el parque de generación en 3,5 GW, de los que 2,5 GW serán en energía renovable y 1 GW más en proyectos de ciclos combinados internacionales. En cuanto al plan inversor en redes de distribución, el objetivo es continuar capturando el gran potencial que existe tanto en gas como en electricidad en España y en Latinoamérica, especialmente en los proyectos de gasificación de México, Colombia y Chile.
 
En el negocio del gas, se realizarán inversiones para incrementar la flota, para aumentar su flexibilidad y competitividad y también se invertirá en plantas flotantes de regasificación de GNL.
 
Objetivos financieros
 
GAS NATURAL FENOSA prevé un escenario desafiante durante los años 2016 y 2017, debido a actual volatilidad de las commodities y de los tipos de cambio. Las iniciativas de gestión puestas en marcha y las nuevas inversiones empezarán a mitigar los impactos de este escenario en la segunda mitad del 2017. De esta forma, el objetivo de EBITDA para 2018 es de 5.400 millones de euros, mientras que el beneficio neto crecerá hasta los 1.600 millones.
 
Con las bases del crecimiento establecidas en el primer trienio del Plan, la compañía espera un sólido incremento del EBITDA y del beneficio neto en el bienio 2019-2020. En concreto, al término de este periodo, el Ebitda aumentaría hasta los 6.000 millones de euros (+13% respecto de 2015) y el resultado neto alcanzaría los 1.800 millones (+20% respecto de 2015).
 
El plan incluye también un nuevo plan de eficiencias que sumará unos ahorros de  220 millones anuales en 2018, y el estudio de otras adicionales para el período 2019-2020 que podrían acelerarse. El grupo prevé mantener su estricta política financiera a pesar del entorno difícil de los próximos años, gracias a la fuerte capacidad de GAS NATURAL FENOSA de generar caja, lo que le permitirá reducir los ratios de apalancamiento, mientras incrementa el dividendo y las inversiones. La previsión de la multinacional apunta a finalizar el período 2016-2020 con una deuda neta de 15.600 millones, por lo que reducirá la ratio deuda neta/EBITDA desde las tres veces actuales a las 2,9 en 2018 y a las 2,5 veces a finales de 2020.
 
El compromiso con los accionistas queda reflejado en la reciente aprobación por parte de la Junta General de Accionistas de la nueva política de dividendos para el período 2016-2018 que prevé un pay out del 70%, con un dividendo mínimo de un euro/acción y la posibilidad de scrip dividend. Asimismo, prevé destinar 7.000 millones de euros a dividendos en cinco años.
 
Perspectivas de negocio 2016-2020
 
Redes
 
En el negocio de distribución de gas, el objetivo de GAS NATURAL FENOSA es aumentar en 1,4 millones el número de puntos de suministro en 2018 y en 1,2 millones adicionales a 2020. A cierre de 2015, la compañía contaba con 12,6 millones puntos de suministro de gas en Europa y Latinoamérica.
 
La estrategia en Europa (España e Italia) entre 2016 y 2020 se centrará en continuar con la gasificación de los nuevos municipios que sean más atractivos en términos de incentivos regulatorios; ejecutar la adquisición de clientes en España con redes de GLP con un relevante potencial de mercado; y desarrollar nuevas concesiones.
 
En Latinoamérica, donde GAS NATURAL FENOSA es la compañía líder en Brasil, Colombia, México y Chile, las líneas de trabajo se centrarán en capturar el potencial de crecimiento orgánico del continente; captar oportunidades para consolidar nuevas concesiones; y crecer en Puerto Rico, Perú y desarrollar nuevas concesiones en México y Chile.
 
En cuanto a las redes eléctricas, en Europa (España y Moldavia) el principal elemento transformador del negocio de distribución de electricidad será el despliegue de redes inteligentes. GAS NATURAL FENOSA, que cerró 2015 con alrededor de 2 millones de contadores inteligentes instalados e integrados en el sistema, tiene el objetivo de cerrar 2018 con 3,6 millones de equipos inteligentes instalados. 
 
En Latinoamérica, la multinacional trabajará en desarrollar infraestructuras eléctricas que permitan absorber el esperado aumento de demanda en Panamá, Chile y Colombia. Además, intensificará la mejora operativa de la firma colombiana Electricaribe, con enfoque en la gestión regulatoria y en la eficiencia de las operaciones. En total, se prevé incorporar un millón más de puntos de suministro de electricidad. De cara a 2020, el objetivo es crecer, fundamentalmente, en los países que tienen las mayores tasas esperadas de crecimiento de la demanda de electricidad: Chile, Colombia y Panamá. En España se espera un crecimiento marginal.
 
GAS NATURAL FENOSA prevé invertir cerca de 7.200 millones de euros en redes de gas natural y electricidad hasta 2020. De esa cifra, el 71% corresponde a gas natural y el 29% a electricidad. Por ámbitos geográficos, Latinoamérica concentrará el 57%, frente al 43% de Europa.
 
En cuanto al objetivo de EBITDA en el negocio de redes, la compañía prevé alcanzar los 3.300 millones de euros en 2018, con la ambición de superar la cifra de 3.400 millones en el 2020.
 
Generación internacional
 
GAS NATURAL FENOSA dispone, a través de su participada Global Power Generation (GPG), de una capacidad instalada fuera de España de 2.700 MW. La compañía tiene en estos momentos una cartera de 4.000 MW en proyectos en curso y ha identificado oportunidades de desarrollo en diferentes tecnologías: ciclo combinado de gas natural, hidráulica, eólica y solar.
 
GPG prevé incrementar la capacidad instalada en 100 MW hasta 2018 y espera incorporar hasta 2.700 MW más en 2020, fundamentalmente en energías renovables. Para ello, GPG invertirá una media de 300 millones de euros anuales entre 2016 y 2018 y 1.000 millones de media los dos años siguientes.
 
Si se cumplen las expectativas, el EBITDA de esta actividad será similar en 2018 será similar al de 2015, pero se duplicará hasta alcanzar los 600 millones de euros, en 2020.
 
Generación y comercialización en España
 
GAS NATURAL FENOSA cuenta con una capacidad de generación instalada en España de 12.800 MW, de los que el 91% corresponde a tecnologías convencionales y el 9% restante, a renovables. La compañía trabajará en el periodo 2016-2020 para equilibrar su mix de producción con la incorporación de nueva generación renovable.
 
Para ello, actualmente dispone de una cartera de proyectos cercana a los 850 MW, fundamentalmente eólicos, de los que espera poner en marcha 200 MW hasta 2018 y 550 MW adicionales hasta 2020. GAS NATURAL FENOSA invertirá 800 millones en el periodo 2016-2018 y 700 millones en 2019 y 2020 para conseguir este objetivo.
 
Además, la compañía invertirá en adaptar la planta de carbón de Meirama para cumplir con la nueva Directiva de Emisiones Industriales.
 
El EBITDA de esta actividad se situará en 500 millones de euros en 2018, pero ascenderá a 700 millones en 2020, según las previsiones.

Gas
 
La demanda mundial de GNL crecerá significativamente durante los próximos años, gracias a las necesidades energéticas de los mercados emergentes, el incremento de los recursos no convencionales y a que es el combustible fósil de menor impacto medioambiental. Para hacer frente al crecimiento de la demanda global, la compañía ha firmado contratos de aprovisionamiento por un volumen total de 11 bcm, que iniciarán su suministro entre 2017 y 2021 y que mejorarán la competitividad y flexibilidad de la cartera. Acompañando este aumento de los contratos, GAS NATURAL FENOSA casi duplicará el tamaño de su flota de metaneros con fletes regulares y  la incorporación de regasificadoras flotantes.
 
La multinacional trabajará en varias líneas clave para alcanzar sus objetivos, que son aumentar las ventas de gas en 2018 hasta los 32 bcm y cosechar un EBITDA de 900 millones de euros en ese año. Las inversiones entre 2016 y 2018 sumarán 1.200 millones de euros e incluyen la incorporación de cuatro metaneros y una regasificadora flotante. Las inversiones alcanzarán los 400 millones adicionales entre 2019 y 2020. En ese año, el EBITDA, previsiblemente, alcanzará los 1.000 millones. 
 
Servicios, minorista e innovación
 
En el mercado minorista, GAS NATURAL FENOSA cuenta en España e Italia con  12,2 millones de contratos activos de gas, electricidad, servicios de mantenimiento y soluciones energéticas. En los próximos años, la compañía tiene previsto replicar su modelo de negocio en otros países en los que está presente, singularmente en Latinoamérica, y hacer llegar la oferta de productos y servicios no regulados a los clientes que tiene en todo el mundo.
 
Asimismo, en Europa, se evolucionará la oferta comercial para hacer frente a la evolución del mercado y los desarrollos tecnológicos, que permitirá la introducción de equipos de respuesta a la demanda, smart home, generación distribuida, eficiencia energética, entre otras nuevas soluciones.
 
En definitiva, el negocio de marketing, servicios e innovación supondrá una importante palanca de crecimiento en el periodo 2016-2020 para GAS NATURAL FENOSA, con un incremento de 1,3 millones de contratos hasta el final del 2018 y de 1,1 millones adicionales a finales 2020. La previsión de la compañía es aumentar el EBITDA de estas actividades en un 50% a finales de 2018, hasta 300 millones de euros, y doblarlo en 2020. La inversión promedio anual será de 100 millones de euros.
  
Entorno y tendencia del sector
 
Para definir su nuevo plan estratégico, la compañía ha tenido en cuenta tres tendencias principales del sector energético que considera definirán su futuro: el crecimiento impulsado por los mercados emergentes, la evolución del mix de generación hacia renovables y gas natural y la aparición de nuevos modelos de negocio en el sector energético.
 
Las energías renovables y el gas natural serán los vectores clave para cubrir el incremento de la demanda, que vendrá especialmente acentuado en los mercados emergentes, ya que incluso en los peores escenarios previstos por analistas del sector, ambas energías son las únicas que incrementarán su peso en el mercado energético en los próximos años.
 
La evolución del mix energético debido a las iniciativas para reducir el cambio climático y la evolución tecnológica de las energías renovables con una reducción sustancial de costes, posibilitará que gas natural y energías renovables sean en el período 2016-2020 las más atractivas dada su resiliencia y crecimiento continuado a nivel internacional. Esta evolución del mix ofrecerá numerosas oportunidades de crecimiento y constituye uno de los pilares de la estrategia del grupo a corto y medio plazo.
 
En el mundo del gas, el gran beneficiado será el gas natural licuado (GNL) por su mayor contribución a la seguridad de suministro y menor necesidad de tiempo para desarrollar proyectos.  La innovación en el mercado energético será otro de los vectores que redefinirán el sector a nivel global puesto que nuevos modelos de negocio como la generación distribuida y las smart grids, son ya oportunidades de crecimiento tanto en mercados maduros, como en mercados emergentes a medio plazo.

Ver: Gas Natural Fenosa reduce su beneficio neto un 8,7%, hasta los 329 millones de euros