La compañía hotelera Meliá Hotels ha informado de que su presidente y consejero ejecutivo, Gabriel Escarrer Juliá, ha dimitido.
 
La compañía ha anunciado que Escarrer Juliá “ha renunciado a las facultades ejecutivas que venía ostentando". Pero ese cargo no se queda vacío, su hijo, Gabriel Escarrer Jaume, será el nuevo primer ejecutivo de Meliá Hotels. Escarrer Jaume, lleva en la cadena hotelera desde el año 1996 y tres años después, en 1999, fue nombrado consejero delegado. Antes había trabajado en el departamento internacional de finanzas corporativas del banco de inversion Salomon Smith Barney en Nueva York.

Su padre fundó la compañía en el año 1956, cuando él tan solo tenía 21 años, y aunque haya dejado su cargo, él pretende continuar en ella, actuando como presidente del consejo de administración y de la juntas generales de accionistas con el carácter de no-ejecutivo y calidad de dominical, según ha informado la compañía a la CNMV.