MADRID, 24 SEP. (Bolsamania.com/BMS) .- La Reserva Federal (Fed) ha prohibido a la filial estadounidense de Banco Santander, Santander Holdings USA, declarar o pagar dividendos sin su aprobación directa. Un “movimiento” que, según la agencia de calificación Fitch, destaca “el aumento de la vigilancia regulatoria a las filiales extranjeras de los grandes grupos bancarios”.

Aunque la autoridad monetaria explica esta restricción con la situación del capital del banco, “refuerza nuestra opinión de que cumplir con las expectativas cualitativas específicas de los supervisores extranjeros desde el principio será un reto para algunas entidades globales”, explican estos expertos.
Especial Megatendencias de Inversión
El nuevo orden internacional vira hacia las megatendencias empresariales y de inversión. Descubre el futuro para los inversores.

Para Fitch el “dividendo no autorizado de la filial estadounidense de Banco Santander indica que hay deficiencias en la planificación de capital. Santander Holdings fue uno de los tres bancos propiedad de extranjeros que no contaban con los controles internos y los procesos de gestión de riesgos que se ajustaban a la evaluación de capital global de la Fed”, recuerda.

Los requerimientos de capital “para las filiales extranjeras se han ido volviendo más estrictos a medida que los reguladores buscan mejorar la capacidad de resolución de los grandes grupos bancarios. Una mayor atención a la capitalización de las entidades, particularmente en Estados Unidos, supondrá grandes cargas de organización adicionales y limitará sus actividades comerciales”, concluye Fitch.

Las bolsas se la juegan.

El Rally de fin de año y rotación de sectores , las bolsas se la juegan en Diciembre y Enero.

El FMI prevé un rebote del crecimiento mundial del 5,2% en 2021 y del 4,2% para 2022. Según sus estimaciones, el PIB de las economías avanzadas se elevaría un 3,9% el próximo año y un 2,9% en 2022 y, dentro de éste, la zona euro repuntaría un 5,2% y un 3,1% en línea con lo que haría EEUU. No se puede prever con exactitud si los crecimientos del próximo año rondarán estas cifras, pero traerán consecuencias.

Los movimientos corporativos, la evolución de las divisas y las politicas de los bancos centrales moverán y mucho los mercados, ya que los inversores institucionales van a rotar carteras hacia sectores con más potencial y menos riesgo.

Descúbrelo aquí