FCC ha terminado la sesión del Consejo de Administración sin un acuerdo para ampliar capital. Tendremos que esperar a la segunda ronda.



Como la constructora ha comunicado a la CNMV que el Consejo de Administración hoy no ha logrado consensuar una ampliación de capital, por lo que ha acordado que se convoque una próxima sesión extraordinaria, sin fecha aún, para aprobarla antes de someterla a la ratificación de la Junta General Extraordinaria.

Los expertos barajan que la posible ampliación de capital de FCC –a la que recordemos, se opone su, hasta ahora, principal accionista, Esther Koplowitz- podría rondar los 1.000 millones e irá dirigida a reforzar la estructura de capital propio, reducir el endeudamiento y aumentar el resultado del grupo. Con ella se cancelará la deuda convertible en acciones por valor de 1.350 millones. Este agujero forma parte del tramo B del acuerdo de refinanciación logrado por FCC el pasado abril, con vencimiento en 2018, y por el que abona un 11% de interés escalable hasta el 16%, por lo que necesita zanjarlo cuanto antes.

Actualmente FCC capitaliza en bolsa 1.754 millones, por lo que una ampliación de 1.000 millones provocaría una importante dilución para todos sus accionistas, aunque en especial haría daño a Esther Koplowitz quien, tras llegar a un acuerdo para refinanciar su deuda con BBVA y Bankia, ha tenido que renunciar hoy mismo a un 20% del 50% total que tenía en la empresa. Como explica José Lizán, gestor de SICAVs de Auriga SV, “cualquier ampliación de capital tiene un efecto dilutivo, por lo que es una mala noticia para los accionistas actuales. Ahora bien, también es un punto de inflexión para la compañía, pues si logra refinanciar y ampliar capital, aunque se diluya su principal accionista, entrarán nuevos socios al grupo y se reforzará la estructura de capital, si no, FCC sería inviable”.

De salir adelante la ampliación, lo más probable es que se haga con descuento, como, ya ha predicho la caída de cotización de la acción estos días. José Lizán cree que “en un primer momento la ampliación puede ser tomada como algo positivo, pero en un segundo momento se tendrá en cuenta la dilución. Por ello, si se es accionista y hay una subida, mejor soltar las acciones porque creo que luego podremos comprarlas más abajo, en torno a 11,50 euros. Una vez que pase el tema de la refinanciación”.

Además, FCC publicará sus cuentas del tercer trimestre el 14 noviembre. Se prevé que su cifra de ventas haya aumentado un 4%, hasta los 1.906 millones. Sin embargo, el consenso de mercado apunta a que cerrará el 2014 siendo la única compañía del Ibex que registre pérdidas. Su agujero a final de ejercicio podría elevarse a 2,7 millones.