MADRID, 03 JUL. (Bolsamania.com/BMS) .-
Las correcciones de las últimas sesiones se han debido ni más ni menos al hecho de que, por enésima vez, el precio se ha topado con la parte superior del impecable canal bajista que viene funcionado desde los máximos de octubre. Llegados a este punto lo cierto es que no podemos descartar que de nuevo se acerque a la base del movimiento. Eso sí, la primera señal de fortaleza de verdad vendría de la mano de la superación del último máximo decreciente, en este caso en los 1,08 euros. Y mientras tanto la mejor estrategia posible sigue siendo la de permanecer al margen, o en su lugar intentar abrir largos en los niveles de precio más cercanos posibles a la base del canal, ahora en el entorno de los 0,76 euros.

José María Rodríguez