El mercado está anormalmente tranquilo y muy sorprendido porque esto ha pasado muy rápido pero el mercado muy tranquilo.  Recordando lo que ocurrió el año pasado con caídas del 8% en el Eurostoxx por la desaceleración de China pero ahora tenemos burbuja de deuda, niveles de valoración muy elevados, recorte de estimaciones de beneficios y la subida de tipos en EEUU que me preocupa poco porque hay crecimiento, inflación y dato de empleo que justificarían una subida de un cuarto de punto.

A estos niveles nos cuesta comprar sector financiero e incluso valores que cotizan incluso a 30 veces beneficios. Valores ligados al sector turismo no me preocupa tanto porque los datos de turismo en España están siendo extraordinarios. Han sido, en el caso de aerolíneas, excesivamente penalizadas y podríamos  ver que la mejora del turismo tiene impacto positivo en estas compañías. En Sol Meliá estaríamos posicionados y en aerolíneas por el exceso de penalización.

Telefónica ha sido encefalograma plano. Por ausencia de novedades, el sector telecom lo ha hecho flojo. La operadora ha tenido el Brexit, la penalización por 02 y la salida de Telxius sería una opción para mejorar la deuda y septiembre podría ser buen mes para ello.

El sector de medios en su conjunto lo ha hecho bien porque tiene una cierta ciclicidad y ahora los niveles de capex están en mínimos de los últimos diez años. La compañía no invierte en su propio negocio y eso hace pensar que todos tenemos una incertidumbre tremenda. La tecnología como Infineon o Nexan han tirado con mucha fuerza.

Declaraciones a radio intereconomia