Pablo García, director general de Carax-Alphavalue, reconoce que ya ha dado un paso más en la rotación sectorial a pesar de que buena parte de los analistas siguen posicionados positivamente en el sector automoción. 

No era una operación esperada, pero es un sector eminentemente prolífico. El interés de Shell por los activos de BG, que era ya conocido por parte de los británicos, y está disparando el interés por el sector. Se trata de un sector que genera enorme free cash flow y con la caída de las cotizaciones y del petróleo han reducido enormemente su capitalización y ahora están planteándose dónde reinvertir el dinero con lo que no descartamos ver nuevas operaciones.

Podíamos jugar compañías americanas que se beneficien de movimientos corporativos en Europa.
Por primera vez, la micro en Europa tiene crecimientos a doble dígito frente al movimiento casi plano de Estados Unidos.

Arranca la temporada de resultados en Estados Unidos. ¿Puede hacer incrementar el interés por compañías cíclicas?
"Con los resultados de Alcoa vamos a ver un poco la tendencia de las compañías cíclicas. El mercado no cotiza si los resultados son buenos o malos sino si son mejores o peores. Con que la mejora de las perspectivas del ciclo se vean reflejadas, el mercado lo repercutirá. En Estados Unidos, en todo caso, la temporada de resultados va a ser mucho más triste que en Europa debido al dólar y debido a un QE en Europa.

El punto que nos falta para ver mejoras en Europa es que los resultados mejores. Las valoraciones de algunos sectores ya se han puesto complicadas como es el sector autos, que ya ha subido un 40% y en las últimas semanas ha sido el farolillo rojo con lo que ya estamos descargando. Esa rotación sectorial devuelve el interés hacia los bancos y las acciones cíclicas.

¿Le preocupa Grecia? “Hablamos de un problema de deuda pública y no de deuda corporativa. El problema anterior vino por la exposición de bancos europeos a la deuda de Grecia y por ello el impacto en los mercados no está provocando salidas en absoluto en la renta variable”.



*Declaraciones a Radio Intereconomía