Ercros ha finalizado el primer semestre de 2016 con un beneficio de 19,64 millones de euros, 3,5 veces mayor que el obtenido en el mismo período del año pasado, cuando logró un beneficio de 5,55 millones de euros, es decir, un aumento de 14,09 millones de euros.

Este beneficio, que mejora en 2,64 millones de euros la estimación realizada por Ercros el 25 de mayo, es resultado de la potenciación de los productos con más futuro y de los planes de reestructuración llevados a cabo en los últimos años, que han permitido sanear la compañía, reducir los costes fijos y beneficiarse de la recuperación económica.

En los seis primeros meses de 2016, la cifra de negocios ha alcanzado los 314,42 millones de euros, un 1,7 % menos que la obtenida en el primer semestre de 2015. Esta disminución se explica porque en el pasado ejercicio se incluía las ventas de la fábrica de Palos y de la Salina de Huelva, que fueron enajenadas el 2 de junio de 2015; y por el efecto de trasladar a los productos finales la caída de los precios de las principales materias primas (metanol y etileno), lo cual es especialmente reseñable en el caso de la División de Química Intermedia. En las otras áreas de actividad -el Grupo de Negocios Asociados al Cloro y la División de Farmacia- la cifra de negocios ha evolucionado al alza (un 3 % y un 6 %, respectivamente).

Los gastos fueron de 278,96 millones de euros, lo que supone una caída del 7,5 % respecto del mismo periodo del año anterior. Los epígrafes de este capítulo que presentan una mayor variación, en comparación con la primera mitad de 2015, son los suministros –que caen un 26,8 % por la disminución del precio de la electricidad y el gas- y los aprovisionamientos –que caen un 4,8 %, por la bajada de las materias primas. En los últimos seis meses, el peso de la suma de aprovisionamientos y suministros sobre la cifra de negocios ha pasado del 64 % al 58 %, una disminución de seis puntos de porcentaje.

También hay que reseñar la disminución del 1,1 % de los gastos de personal por el efecto combinado, por una parte, de la reducción de la plantilla media en 33 personas, principalmente por la venta de las instalaciones de Palos de la Frontera ya comentada, y, por la otra, del aumento salarial del 3,5 %. El aumento salarial incluye la recuperación que quedaba pendiente del salario congelado en los años 2010-2012. Al 30 de junio de 2016, la plantilla ascendía a 1.368 personas.

Entre el primer semestre de 2015 y de 2016, el ebitda ha pasado de 17,92 millones de euros a 33,78 millones de euros, un aumento de 15,86 millones de euros, equivalente al 88,5 %.

El mayor aumento aparece en el Grupo de Negocios Asociados al Cloro, cuyo ebitda se ha multiplicado por 3,8 veces hasta los 20,67 millones de euros; el ebitda de la División de Farmacia ha mejorado un 10 % y el de la División de Química Intermedia, un 3 %.

Consecuencia de esta mejora es el significativo aumento del margen bruto de la compañía (ebitda sobre ventas) que ha pasado del 5,6 % al 10,7 %.

La variación de las amortizaciones ha sido poco significativa, mientras que los gastos financieros se han reducido un 24,4 %. Los resultados por diferencias de cambio han sido de -0,10 millones de euros frente a los 1,55 millones de euros del primer semestre de 2015, por la relativa recuperación del euro frente al dólar.

Por último, los impuestos a 2 las ganancias se han elevado a 1,48 millones de euros frente a los 0,06 millones de euros del primer semestre de 2015