Plan Estratégico 2019-2021. La eléctrica Endesa anuncia una contención de su política de dividendo a partir de 2021 para reforzar su política de crecimiento y aprovechar las oportunidades que abre el nuevo ciclo de transición energética. José Bogas Gálvez ha justificado esta reducción en un mayor respaldo al “nuevo perfil de crecimiento de la compañía”.

 

endesa plan estrategico reduce dividendo

Si ayer era Enel la que presentaba su Plan Estratégico, hoy le ha tocado el turno a Endesa. La eléctrica española ha anunciado una estrategia de contención de su política de dividendo a partir del año 2021 para reforzar su política de crecimiento y optimizar las oportunidades del nuevo ciclo de transición energética. En concreto, a partir de 2021 Endesa pondrá fin a la práctica de destinar el 100% del beneficio a dividendos que se ha aplicado en los últimos tres años.

Nueva política de dividendos

Endesa justifica su nueva política de dividendos en un mayor respaldo al "nuevo perfil de crecimiento".  En palabras de José Bogas Gálvez, Consejero Delegado de Endesa, hay tres motivos claves para esta reducción del dividendo "en primer lugar, tenemos que hacer frente a un nuevo ciclo de transición energética; en segundo lugar, la digitalización traerá muchas oportunidades para reducir costes pero necesitará un fuerte montante de inversión; y en tercer lugar, la mejora de nuestra relación con los clientes también requerirá de nuevas inversiones". "El ciclo económico ha cambiado y tenemos que estar preparados para hacerle frente", ha añadido. 

En concreto, Endesa ha anunciado una reducción del pay out -la parte del beneficio anual que reparte entre sus accionistas- desde el 100% actual al 80% en 2021, si bien repartirá todo su beneficio en los dos próximos ejercicios y un total de 5.900 millones en los próximos cuatro ejercicios.

Aumenta previsiones de beneficios e inversiones

Por otro lado, Endesa amplía su previsión de beneficio hasta los 6.300 millones de euros en el periodo 2018-2021: este año la eléctrica habla de ganancias de 1.400 millones, 1.500 millones de beneficios en 2019, 1.600 millones en 2020 y 1.800 millones en 2021. Estas cifras suponen un crecimiento anual medio del 7%, un punto porcentual más que el ritmo que marcaba el anterior plan. Todo ello, según la compañía, gracias al incremento de precios en el mercado eléctrico, nuevas inversiones en renovables y el crecimiento del negocio de Endesa X en movilidad eléctrica y hogares conectados. En este sentido, uno de los grandes pilares del nuevo Plan Estratégico de Endesa se centrará en la movilidad eléctrica. En sus cifras, los kilómetros recorridos por vehículos eléctricos pasarán del 4% actual al 30% en 2030. 

En términos de resultado bruto operativo (EBITDA) las previsiones son pasar de los 3.500 millones previstos para este año a los 4.000 millones en 2021.

Además, la energética española cotizada en el IBEX 35 contempla un mayor esfuerzo inversor, sobre todo para dar un nuevo salto en renovables. En concreto, Endesa prevé invertir entre 2018 y 2021 la cifra de 6.400 millones, una cantidad mucho más elevada si se compara con los 5.000 millones del plan anterior, también de cuatro años, de 2017 a 2020.

De los 6.400 millones, 2.000 millones se destinarán a renovables, donde Endesa quiere convertirse en un nuevo líder del sector en España.