La compañía pagará un tipo de interés del 0,4% aproximadamente por el crédito.
 
Los tipos de interés han sido protagonistas del sector esta última temporada y muchas empresas se han beneficiado de ellos, solicitando a los bancos un ajuste en sus condiciones de préstamo, en concreto, en la rebaja del precio del dinero a pagar. Algunas empresas que han conseguido esto han sido Telefónica, Iberdrola o ACS y Enagás está en ello.

Según fuentes financieras, la compañía se unió a este proceso y a finales de año propuso la refinanciación de su crédito con el fin de reducir el coste del mismo.

Enagás está dentro del grupo de empresas españolas que puede presumir de un rating A, su negocio es estable y sus costes de financiación ajustados. Según el diario Expansión, Enagás acordó en 2013 pagar cerca de 55 puntos básicos de margen sobre euribor, cuando otras compañías estaban abonando el doble y esa cifra se ha rebajado ahora hasta el entorno de los 40 puntos básicos sobre euribor, lo que supone una reducción que ronda el 25%.

Por esto, Enagás lo ha conseguido y ha firmado la refinanciación del crédito con once entidades financieras, tres españolas: BBVA, Santander y CaixaBank; y ocho extranjeras: BNP, Citi, Crédit Agricole, Intesa Sanpaolo, Mediobanca, Mizuho, Natixis y Société Générale. Según Expansión, también ha ampliado el plazo para asegurarse los bajos niveles de precios en su financiación el mayor tiempo posible.

El coste medio de la deuda de Enagás es uno de los más bajos de las empresas nacionales y esta refinanciación les permitirá rebajarlo aún más. El diario Expansión ha indicado que “la empresa gasista pagaba a cierre del tercer trimestre un 2,4% por su pasivo total, incluyendo financiación bancaria y deuda cotizada en el mercado y desde entonces, ha emitido 500 millones de euros en bonos por los que abonará un cupón anual del 0,75% durante los próximos 10 años y ha reducido al 0,40% el coste de 1.500 millones de euros de su financiación bancaria”.