La gestora de gaseoductos española ha aumentado su beneficio gracias al mayor cobro de dividendos de sus filiales, además de por la consolidación de las cuentas de Quintero.

 

En estos resultados del primer trismestre presentados por Enagas se observa un mayor incremento de la contribución de las filiales al beneficio total del grupo. En concreto, se ha incrementado un 22%, frente al 17% del mismo periodo del año anterior.

Estos beneficios se han conseguido con unas ventas de 342,6 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 14,7% respecto a los obtenidos en el mismo período del año anterior. En términos stand alone, sin la integración global de GNL Quintero que incorpora 47,1 millones de euros, los ingresos disminuyen un -1,1% respecto al primer trimestre del ejercicio 2016.

El FFO (Funds from Operations) al final del primer trimestre de 2017 ha aumentado hasta los 238,2 millones de euros, un 22,4% superior al generado en el mismo periodo del ejercicio 2016 por el mayor cobro de dividendos de nuestras filiales, 29,1 millones de euros frente a los 8,4 millones del primer trimestre de 2016, y por el efecto de la consolidación global de Quintero desde el 1 de enero de 2017. En términos “stand alone” el FFO habría aumentado un 15,4%.

Las inversiones netas han ascendido a 264,1 millones de euros. Las partidas más importantes que se incluyen son la salida de caja por el pago de las garantías aportadas en Gasoducto del Sur Peruano por importe de 213 millones de euros y 42,4 millones de euros de inversión en curso en TAP (Trans Adriatic Pipeline).

El endeudamiento financiero neto de la Compañía stand alone al finalizar el primer trimestre de 2017 asciende a 4.913 millones de euros, lo que supone un ratio de FFO (12 últimos meses)/Deuda Neta del 16%. Incluyendo la deuda neta de GNL Quintero (765 millones de euros), la deuda neta se sitúa en 5.678 millones de euros. El coste financiero medio neto stand alone se situó en el 2,3%. Si consideramos el efecto de la consolidación de GNL Quintero el coste financiero medio neto asciende a 2,8%.

Los gastos operativos al finalizar el trimestre alcanzaron los 100,8 millones de euros, que incluyen 8 millones de euros por la consolidación global de los gastos de GNL Quintero. En términos stand alone los gastos operativos han aumentado un 1,0% respecto a los registrados a 31 de marzo de 2016.

El EBITDA obtenido en el primer trimestre de 2017 alcanzó 241,8 millones de euros, un 16,9% superior al reportado en el mismo periodo del ejercicio anterior, fundamentalmente por la consolidación global de GNL Quintero, que aporta 39,1 millones de euros. Sin tener en cuenta el EBITDA de GNL Quintero, dicha partida registraría una disminución del 2,0%.

Las dotaciones para amortizaciones del inmovilizado han aumentado un 18,0% hasta alcanzar 81,1 millones de euros. Cabe destacar que la cifra de amortización incluye 14,7 millones de euros correspondientes a la consolidación de GNL Quintero. De esta forma, el EBIT ha alcanzado 160,6 millones de euros, un 16,3% superior al alcanzado en la misma fecha del ejercicio 2016.

Respecto al resultado financiero obtenido en el primer trimestre del ejercicio registra un saldo positivo de 12,7 millones de euros. Cabe destacar que en el resultado financiero por integración global del primer trimestre del año se incluye efectos contables derivados de la consolidación de GNL Quintero por importe de 52,4 millones de euros. Dicho efecto positivo se debe a:

  1. La revalorización de la primera adquisición realizada en Quintero en el año 2012 de acuerdo a la valoración realizada en las compras realizadas en 2016.
  2. Diferencias de conversión. A modo de comparación con el primer trimestre del ejercicio 2017, excluyendo estos efectos, el resultado financiero stand alone habría alcanzado -27 millones de euros, superior a los -24,8 millones de euros registrados en el primer trimestre del ejercicio 2016.

 

Resultados de Enagas