MADRID, 10 SEP. (Bolsamania.com/BMS) .-
Activision y Bungie, dos importantes fabricantes de videojuegos, ya se frotan las manos por el éxito que ha cosechado su nuevo título, Destiny, que ha logrado una facturación de 500 millones de dólares en sus primeras 24 horas a la venta.El videojuego pertenece al género 'shooter', es decir, aúna acción y disparos y bajo el lema "conviértete en leyenda", convierte al jugador en guardián de la última ciudad de la Tierra en un universo futurista y apocalíptico que asiste a los últimos vestigios de la humanidad.
El presupuesto de ambas compañías para su desarrollo y la extensa campaña de mercadotecnia para promocionarlo fue de 500 millones de dólares (unos 387 millones de euros), según medios especializados en videojuegos. Una inversión de récord para un juego de estas características.
Sin embargo, el público ha respondido masivamente tras el lanzamiento y esa astronómica inversión se ha visto sufragada en las primeras 24 horas. Nada más y nada menos que 500 millones de dólares en su primer día en el mercado, lo que constituye todo un hito en el mundo de los videojuegos.



TERCERA MAYOR FACTURACIÓN DE LA HISTORIA
A pesar de estas asombrosas cifras, el juego no ha llegado a las inalcanzables cifras de GTA V, que recaudó 800 millones de dólares (620 millones de euros) en su salida o del rey de estos récords económicos, Call Of Duty Ghost, que juntó nada más y nada menos que 1.000 millones de dólares (775 millones de euros) en su primer día.
Desde Activision se mostraban confiados: "Desde el principio, hemos estado seguros de nuestra inversión y la creencia de que Destiny sería rentable. Pero no mucha gente creía que podríamos decir esto el primer día", señala el director ejecutivo de Activision Publishing, Eric Hirshberg.

LEER MÁS:
- Ocho razones para comprar el nuevo iPhone 6 de Apple
- Todas las novedades que encontrarás en el nuevo Apple Watch y los nuevos iPhone
- Apple sorprende con sus nuevos productos pero cierra la sesión con una caída del 0,38%