En la Conferencia anual de RSA, la división de Seguridad de EMC (NYSE: EMC)- celebrada en San Francisco del 21 al 24 de abril, el presidente de la compañía, Amit Yoran, centró su discurso inaugural en cómo mejorar en la lucha contra los ciberataques. Frente a un auditorio compuesto por más de 30.000 profesionales de la seguridad informática, Yoran retó al sector a que abandonara sus enfoques obsoletos; enfoques que ya no funcionan pero que siguen proporcionando a las organizaciones una falsa sensación de seguridad.

“El año 2014 ha vuelto a recordarnos que estamos perdiendo esta batalla”, explicó Yoran. “Nuestros atacantes están demostrando que son más hábiles que nosotros, superándonos en todos los sentidos”.

Comparó el enfoque del sector hoy en día con una mentalidad anclada en la Edad Media, por la que las empresas emplean estrategias y soluciones de seguridad que ya no se adecuan al entorno empresarial y a las amenazas a las que nos enfrentamos. “Para mantener a los bárbaros a raya lo único que hacemos es construir murallas más altas y cavar fosos más profundos. Unas murallas más altas no solucionarán nuestro problema”.

Yoran explica que el sector sigue buscando una solución tecnológica para un problema esencialmente estratégico: un enfoque reiterativo para mejorar nuestra estrategia de defensa no puede derrotar a unos atacantes capaces de desarrollar su táctica a una velocidad muy superior a la que podemos construir nuevos muros. Tras décadas de experiencia, desde que trabajara con el Departamento de Defensa norteamericano hasta el momento actual, en el que se encuentra al mando de una de las empresas de seguridad líderes del mundo, Yoran expuso su visión sobre los pasos que se deberían seguir:

 

  1. Dejar de creer que los sistemas de protección más avanzados son suficientes.

“No importa lo altas o inteligentes que sean las murallas: nuestros atacantes dedican mucho tiempo a encontrar el modo de pasar por encima, por debajo, alrededor o a través de ellas”. Muchos de los ataques avanzados del año pasado ni siquiera empleaban malware como táctica principal.

 

  1. Adoptar un nivel profundo y penetrante de verdadera visibilidad en todas partes: desde el endpoint hasta la nube.
    “Necesitamos una visibilidad real y generalizada en nuestros entornos empresariales. En la actualidad sencillamente no se puede garantizar la seguridad sin la visibilidad tanto de la red, con captura completa de paquetes como la de los endpoints”.

 

  1. La identidad y la autenticación son más importantes que nunca.
    “En un mundo sin barreras y con menos puntos de anclaje de seguridad, la identidad y la autenticación son más importantes que nunca. La suplantación de identidad es una de las piedras angulares que utilizan los atacantes para imponer su voluntad”.

 

  1. La inteligencia contra las amenazas externas es una función clave.

“La inteligencia adecuada contra las amenazas procede de múltiples fuentes. Debe ser de lectura mecánica y estar automatizada para una mayor velocidad y aprovechamiento. Debe estar integrada en su programa de seguridad y adaptada a los activos e intereses de la organización para que los analistas puedan combatir las amenazas que plantean mayor riesgo rápidamente”.

 

  1. Identificar los elementos de mayor importancia para la empresa y los de misión crítica.

“Conviene identificar qué es importante para la empresa y cuáles son los activos de misión crítica. Hay que proteger lo importante y emplear para ello todos los medios disponibles”.

Yoran señaló que RSA, como empresa, se está realineando para situarse en este nuevo paradigma. “Como industria, hemos emprendido un viaje que seguirá evolucionando durante los próximos años gracias al esfuerzo de todos los que están hoy aquí. No podemos sentarnos y esperar instrucciones. Tampoco podemos hacer lo que hemos hecho hasta ahora: seguir navegando con los mismos mapas en un mundo que ha cambiado”, prosiguió.

 

Yoran concluyó señalando que muchas de las tecnologías tienen como fin proporcionar una visibilidad real, una inteligencia adecuada contra las amenazas, y sistemas que ayuden a gestionar los riesgos digitales y empresariales. “No se trata de un problema tecnológico”, explicaba. “Es un problema de mentalidad”.


Recursos complementarios


Acerca de RSA

Las soluciones de seguridad de RSA ayudan a las organizaciones a reducir los riesgos que conlleva el mundo digital. Mediante visibilidad, análisis y acción, las soluciones de RSA ofrecen a los clientes la posibilidad de detectar, investigar y responder a amenazas avanzadas; confirmar y gestionar identidades; y finalmente, ayudar a prevenir el robo de IPs, el fraude y el cibercrimen. Para más información sobre RSA, pinche aquí ó visite www.spain.emc.com.