El número de parados registrados ha aumentado en agosto en 14.435 personas respecto al mes anterior y se sitúa en los 3,697 millones. Este dato se antoja mejor que el de 2015, cuando la cifra engordó en 21.679 personas.
Pero parece bastante peor que el de 2014, cuando subió en 8.070 personas, y el de 2013, año en que el desempleo incluso descendió en 31 personas. Salvo por ese año 2013, agosto siempre arroja incrementos del desempleo porque muchos sectores interrumpen su actividad y pierde fuelle la contratación estival impulsada por el turismo.

Pero quizás la peor noticia reside la destrucción de empleo sufrida en la Seguridad Social. Muchos sectores como la industria, los cursos de verano, la construcción o las actividades artísticas paran en agosto. Y eso se ha traducido en que la afiliación pierda 144.997 ocupados y descienda hasta los 17,699 millones. Esta caída supone la mayor de un mes de agosto desde 2008.

El Régimen General disminuyó en 132.243 personas (-0,91%), hasta alcanzar los 14.436.705 ocupados. La afiliación se incrementó sobre todo en Actividades Sanitarias y Servicios Sociales, con 13.837 ocupados más (0,97%) y Hostelería, 11.855 (0,91%). En sentido contrario destacan Educación, con -58.052; Industria Manufacturera, -20.470; Actividades Artísticas, Recreativas y de Entretenimiento, -12.921 y Construcción, con -12.011. Se trata de sectores que habitualmente se detienen en agosto y luego reanudan su actividad en septiembre.