El número de parados descendió en julio en 29.841 personas respecto al mes anterior (-0,67%), sumando un semestre continuado de descensos, hasta situarse el total de desempleados en 4,4 millones.

No obstante, este descenso es inferior al de julio del año pasado, cuando el número de desempleados se redujo en 64.866 personas, y también es inferior al descenso de 122.684 personas del mes de junio.

En concreto, el volumen total de parados en nuestro país en julio alcanzó los 4.419.860 desempleados, tras reducirse en el último año en 278.954 personas (-5,94%). En términos desestacionalizados, el paro creció en julio en 32.357 desempleados, dato que, según el Ministerio, se corresponde con la tendencia de la serie histórica, en la que desde el año 2000 el paro desestacionalizado se incrementa en los meses de julio, con la única excepción de 2004.

Julio es un mes en el que suele reducirse el paro gracias a factores estacionales relacionados con el turismo especialmente. No se registra un aumento del desempleo en el sexto mes del año desde 2008, cuando subió en casi 36.500 personas.

La Seguridad Social, por su parte, ganó en julio una media de 62.108 afiliados (0,37%), lo que situó el total de ocupados en 16.747.103 afiliados. Se acumulan así seis meses consecutivos al alza.

La hostelería y el comercio fueron dos de los motores del crecimiento de la afiliación en julio, al sumar entre los dos sectores más de 78.000 nuevos cotizantes.

evolucion paro espana