El selectivo alemán empieza a empeorar su situación técnica a medio plazo, pinchando las esperanzas de que el resto de grandes plazas europeas logren tirar hacia delante.


El Dax ha entrado en el segundo semestre con el pie cambiado y mostrando una seria impotencia a la hora de atacar los 10.000 puntos. Tras marcar máximos anuales e históricos en los 10.029 el mes pasado, el selectivo se vino abajo cumpliendo con una figura de Hombro-Cabez-Hombro con objetivo en los 9.700 puntos.

Además, a corto plazo ha llegado a perforar el estrecho lateral entre los 10.029 y los 9.700 puntos en el que se ha movido en el último mes y medio. Precisamente esto ha hecho que el precio se sitúe por debajo de la media móvil de 14 y de 40 periodos, lo que nos alerta de que su tendencia a medio plazo es bajista.

dax indicadores


Actualmente el Dax está experimentando un movimiento de robote y, según Roberto Moro, de Apta Negocios, “probablemente ahora estemos asistiendo a un pull back hacia los 9.700 y, por añadidura, podría buscar los 9.850, que son la tangencia con la base de la cuña ascendente que ha dibujado”.

DAX COTIZACION


El empeoramiento de la situación técnica del Dax pone la zancadilla al resto de índices europeos y se descarta así un tirón fuertemente alcista en otras plazas del Viejo Continente si el índice alemán no rompe máximos históricos. Como explica Daniel Pingarrón, estratega de mercados "si el Dax no supera resistencias, el resto de índices sufrirán".

Apúntese a nuestras alertas de cambio de ciclo bursátil aquí.