Según el último Informe Especial GEM sobre  Emprendimien to Femenino´ , publicado la semana pasada, hay más de 650.000 mujeres emprendedoras en España. El informe refleja que 128 millones de mujeres en el mundo están liderando empresas consolidadas -desde 2012 ha disminuido un 6% la brecha de género- y demuestran altos niveles de innovación en sus iniciativas. 
Los datos sobre emprendimiento en España son analizados y publicados por RED GEM España, una asociación formada por 15 equipos de investigadores del entorno académico y empresarial. Cuenta con el liderazgo institucional del Centro Internacional Santander Emprendimiento (CISE) y el patrocinio principal de Banco Santander -a través de Santander Universidades- y de la Fundación Rafael del Pino.

La Tasa de Actividad Emprendedora (TEA) entre las mujeres se ha incrementado un 7% en 61 economías de todo el mundo en tan sólo dos años. Hoy la TEA femenina global ronda el 11% mientras que en España, tras caer al inicio de la crisis, se ha estabilizado en el 4,5%.

En comparación con los datos de países europeos impulsados por la innovación, las mujeres españolas lideran un porcentaje mayor de negocios consolidados que las de otros países de Europa. Aun así estas mujeres emprendedoras (6%) siguen representando un porcentaje inferior al de los hombres que gestionan negocios en nuestro país (8%).

Las emprendedoras españolas perciben pocas oportunidades para la puesta en marcha de una empresa, aunque se sienten muy capacitadas para ello, en relación a la media de las mujeres de los países impulsados por la innovación.
La diferencia que separa a mujeres y hombres emprendedores españoles ha disminuido un 30% en los últimos 10 años. En la actualidad este porcentaje es más pequeño que en el resto de Europa -1,8% de la TEA-.

La tasa de mujeres que ofrecen productos o servicios innovadores en España es similar a la media de Europa y se equipara a la de los hombres españoles. No obstante, las  emprendedoras en España poseen menos expectativas de crecimiento e internacionalización en sus negocios que el resto de europeas.

“La diferencia de 60% a 40% que separa a hombres y mujeres emprendedores en España se mantendrá durante los próximo años” destacó el director de CISE, Federico Gutiérrez-Solana. “Así lo reflejan las cifras de las iniciativas que impulsan el emprendimiento en nuestro país, como es el caso del programa YUZZ que coordinamos desde el CISE con el mecenazgo de Santander Universidades: de 900 jóvenes emprendedores inscritos en la última edición, sólo el 25% son mujeres”, afirmó.

“Creemos fundamental el desarrollo de políticas proactivas para el fomento del emprendimiento femenino, cuyo valor aporta mucho en términos de calidad. El último ganador de YUZZ es una mujer de la Universidad Rey Juan Carlos con una empresa pionera en el desarrollo de nanosatélites low cost por impresión 3D. En la próxima edición incorporaremos un nuevo premio en colaboración con la Fundación Ernst&Young para incentivar el emprendimiento entre las mujeres”, concluyó.

Este informe constituye la investigación más completa realizada sobre la iniciativa empresarial femenina. Muestra cómo las mujeres emprendedoras de la mitad de las economías encuestadas representan el mismo porcentaje o incluso han superado a sus homólogos masculinos en términos de innovación.