“Después de la decisión del BCE y los comentarios de Draghi diciendo que puede actuar comprando deuda pública si fuera necesario, los mercados dieron un tirón”.

“Tras las palabras de Draghi la subida del euro parece que tiene un límite, pues si sigue subiendo, el BCE intervendrá. Se está transmitiendo al mercado que el euro no se permitirá que suba por encima de 1,40. De hecho, es previsible que sigua cayendo en las próximas semanas”.

Este viernes la atención se centrará en “el informe empleo mensual de EEUU. El ADP del miércoles ya nos adelantó que se aumentan las expectativas de empleo en EEUU y, ahora que Yellen dice que no se fijará solo en este dato, sino también en otras referencias macroeconómicas, se puede pensar que la retirada de estímulos del mercado se hará antes de lo previsto”.

“El mercado está ignorando los riesgos, muestra de ellos es que vemos emisiones a 5 años de deuda española por debajo del 5%, en Irlanda los tipos del bono a 10 años están al 3%, e incluso Grecia podría emitir bonos en junio, a pesar de que su nivel de deuda alcanza el 175% sobre el PIB. Eso nos refleja que el mercado está ignorando los riesgos, pero en algún momento volverán a aparecer”.

“Por ello, no hay que dejarse llevar por las euforias y las caídas pueden ser oportunidades de compra, pero volverán las volatilidades, por lo que la bolsa está sólo para los que puedan permitirse soportar estos vaivenes”.


Declaraciones a Radio Intereconomía