Creo que hay que elevar un poco la mirada. Grecia no es un proyecto económico sino político, y trasciende a decisiones geoestratégicas. 

Por mucho desafío que ponga Grecia negociando con Rusia, es una decisión geoestratégica y no deseamos que Grecoa entre en el ámbito de influencia ruso-china. Es un componente político que no debemos perder de vista porque al final el BCE también entra en ese juego. Se descuenta que será esta semana la solución y creo que esta semana se puede poner un parche pero un acuerdo supone ampliar los plazos de pago, que la primera amortización sea dentro de 10-20 años, quitar intereses…ese acuerdo se hará después del verano y mientras tendremos una volatilidad que llevará a los mercados a una volatilidad importante. En este entorno, tendremos que comprar bolsa europea.

¿Podríamos decir si es un parche que supondrá el fin de la volatilidad? No me atrevo a decir que el mercado ha tomado suelo. Las estrategias de inversión tienen que ser diseñadas con una cierta perspectiva temporal. Es cierto que la tolerancia al riesgo se ha reducido mucho en los últimos años y nadie quiere perder lo más mínimo pero creo que lo de Grecia no está cerrado y esto nos llevará a un entorno de volatilidad muy elevado y lo que hay que hacer es tomar posiciones cada vez que uno ve que el mercado sufre. Lo que vemos es que vamos a un ciclo expansivo que durará 3-5 años en un contexto de tipos de interés y beneficios muy bueno. De lo que no nos arrepentiremos es de tomar posiciones cuando hay un factor, que es el BCE, que nos pone los precios más baratos.

Esto no servirá para el mercado de bonos, que está distorsionado por el BCE. Cada vez que veamos tires negativos no hay un racional que lo soporte detrás salvo que esté justificado por una deflación a largo plazo o por una ruptura del euro, cosas que no vemos. Llevamos muchos años diciendo que cuando alguien tiene un bono hasta el vencimiento, se tiene un riesgo ante futuras subidas de tipos.

Como pequeño ahorrador si se está fuera de mercado, se está equivocando. Hay que estar en bolsa europea. Luego americana aunque las expectativas de beneficios sean menores pero muy sólidas y luego en Japón. En renta fija, si está fuera, no entre. Si se tienen bonos core o de calidad extrema, creo que se deberían vender.

Declaraciones a Radio Intereconomia