Cellnex Telecom ha alcanzado un acuerdo para la adquisición, en una primera fase, de 230 torres de telecomunicaciones a Bouygues Telecom en Francia. La compañía cierra una nueva operación con una inversión de 80 millones de euros que le abre las puertas al mercado francés.

El acuerdo firmado hoy contempla una segunda fase,  en la que ya se  trabaja y se prevé cerrar en los próximos meses, que ampliaría el total de emplazamientos adquiridos hasta las 500.   Tobías Martínez, Consejero Delegado de Cellnex, ha destacado la lógica industrial del actual proceso de crecimiento e implantación de la compañía en distintos mercados europeos: “el acuerdo alcanzado con Bouygues Telecom inicia una colaboración a largo plazo que abre la puerta  a otros ámbitos de interés como la construcción de nuevos emplazamientos a demanda (Build to Suit) o el despliegue de nuevas tecnologías basadas en las “small cells” para la banda ancha en movilidad. Este acuerdo refuerza nuestro alcance europeo y con ello nuestra capacidad de construir acuerdos y alianzas con clientes que operan en distintos países europeos a los cuales les podremos ofrecer soluciones de conectividad para las telecomunicaciones".

“En los últimos 18 meses Cellnex ha ejecutado un proyecto transformacional que nos ha llevado de una compañía monopaís y monoproducto a ser un operador de referencia en 4 países europeos; a diversificar las líneas de negocio sobre la base de nuestro “know how” en la gestión de infraestructuras de telecomunicaciones; a invertir más de 1.100 millones de euros en crecimiento; a duplicar las principales magnitudes del grupo y a consolidar un conjunto de activos que nos aportan flujos estables y previsibles a largo plazo.  Algo fundamental para una compañía que cuenta con un proyecto industrial y con la ambición de participar activamente en el despliegue de nuevas infraestructuras para conectividad móvil y en banda ancha.”

Por su parte  Francisco Reynés, Presidente de Cellnex Telecom,  ha afirmado que “estamos ante unas operaciones que consolidan el modelo de  gestor neutro e independiente de infraestructuras de telecomunicaciones, centrado en las oportunidades de crecimiento en Europa. Este era el objetivo que, en buena medida justificaba la salida a Bolsa de la compañía un año atrás: ganar en flexibilidad y margen de maniobra para aprovechar las oportunidades que entendíamos que el mercado nos ofrecía y que estamos viendo confirmadas con operaciones como la de hoy en Francia, o las más recientes de CommsCon en Italia y Protelindo en Holanda".
 
Acuerdo  con Bouygues  Telecom

El acuerdo con Bouygues Telecom supone la adquisición e integración, en una primera fase, de 230  emplazamientos para la transmisión inalámbrica de señal de datos y  telefonía en movilidad. Con una inversión  de 80 millones de euros, abre una vía de colaboración a largo plazo con uno de los principales operadores de telefonía móvil en Francia. La adquisición de este portafolio de torres va acompañada de un contrato de prestación de servicios de Cellnex a Bouygues Telecom que se extiende por 20 años. Los torres se distribuyen por todo el territorio francés, mayoritariamente en zonas rurales y suburbanas, con un pequeño porcentaje en zonas urbanas. En una segunda fase, ya en marcha y que se prevé pueda cerrarse antes del próximo 31 de diciembre,  este paquete inicial de 230 torres puede ampliarse hasta los 500.

Bouygues Telecom es, por cifra de negocio, el tercer operador de telefonía móvil en Francia. Cuenta actualmente con un portafolio de 11.000 emplazamientos. La compañía francesa ha iniciado en los últimos años un proceso progresivo de separación y venta de sus activos no estratégicos en infraestructuras, en línea con la tendencia a la externalización y operación de las mismas por parte de operadores neutros e independientes de infraestructuras de telecomunicaciones como Cellnex Telecom.
 
Francia cuenta con 56.000 de los aproximadamente 330.000 emplazamientos para transmisión de señal de telecomunicaciones desplegados en Europa Occidental (sin incluir pues los países de la Europa del Este). El país cuenta con varios operadores independientes que, conjuntamente, gestionan algo más del 20% del total de emplazamientos del país.

Francia  –país con rating AA de S&P y Fitch– está en pleno despliegue de la banda ancha móvil basada en el 4G, alcanzando una cobertura que oscila entre el 60% y algo más del 75% de la población. Despliegue, que al igual que en otros países europeos, se está llevando a cabo sobre la base de los emplazamientos ya existentes para el 2G y el 3G. Al igual que en el resto de Europa, la mejora de la cobertura para hacer realidad la experiencia del acceso en movilidad a contenidos de banda ancha en áreas con gran número de usuarios simultáneos constituye uno de los retos de futuro. En este sentido una mayor densidad y capilaridad de red por medio del despliegue de las "small cells" y los sistemas distribuídos de antena (DAS en inglés), será uno de los vectores del crecimiento también en el mercado francés en los próximos años.