En un entorno económico complejo y volátil, y tras realizar fuertes dotaciones, CaixaBank, el banco a través del cual la Caja de Ahorros y Pensiones de Barcelona ejerce su actividad financiera de forma indirecta, ha obtenido un beneficio neto recurrente de 1.185 millones de euros en el ejercicio 2011 (-12,8%).

La gestión activa de los márgenes de las operaciones, de los volúmenes y de las rentabilidades, junto con una estricta política de racionalización de los costes, han permitido a CaixaBank mantener una elevada capacidad operativa de generación de resultados recurrentes, a pesar de registrar fuertes dotaciones, con un margen de explotación de 3.040 millones de euros, un 0,9% más que en el mismo periodo de 2010.

CaixaBank, cuyo presidente es Isidro Fainé y vicepresidente ejecutivo y consejero delegado, Juan María Nin, ha mantenido el volumen de negocio (-0,2%) y ha reforzado su elevada solvencia (Core Capital del 12,5%) y su liquidez (20.948 millones), realizando elevadas dotaciones para insolvencias y sin disponer del fondo genérico, que se mantiene en los 1.835 millones del cierre del ejercicio 2009, gracias a la fuerte capacidad de generación de ingresos.

En el cuarto trimestre se ha confirmado la tendencia al alza del margen de intereses desde junio de 2011, con un aumento del 9,4% respecto del tercer trimestre, y se sitúa en los 3.170 millones, un 7,3% menos respecto al cierre de 2010. Esta evolución se enmarca en un entorno de inestabilidad de los mercados financieros, contención del crecimiento de los volúmenes gestionados, fuerte competencia por la captación de depósitos y aumento del coste de las emisiones en los mercados mayoristas.

Los ingresos recurrentes de las participadas (dividendos y resultados por puesta en equivalencia) ascienden a 913 millones, un 25,2% más, y demuestran la elevada capacidad de generación recurrente de resultados de la cartera y la diversificación de CaixaBank en el ámbito bancario internacional y de servicios.

Las comisiones netas han crecido un 11,1% interanual, hasta los 1.562 millones, por el aumento de la actividad comercial y el elevado número de operaciones, sobre todo en el negocio de empresas, de la banca de inversión y los seguros, con una adecuada gestión de los servicios ofrecidos a los clientes.

Los ingresos totales (margen bruto) alcanzan los 6.272 millones, un 1,7% menos que en los doce meses de 2010, un 1,2% menos si se tienen en cuenta los resultados extraordinarios.

La estricta política de contención y racionalización de los costes ha permitido reducir un 4% los gastos de explotación recurrentes, incluso tras la absorción de Caixa Girona y Bankpime; así, la ratio de eficiencia se ha situado en el 51,5%.

La capacidad comercial de la red, que permite una generación recurrente y sostenida de ingresos, junto con la reducción de costes, sitúan el margen de explotación en los 3.040 millones de euros, un 0,9% más que en el mismo periodo del año anterior que, con resultados extraordinarios, supone un 1,8% menos. 

Adicionalmente, las plusvalías extraordinarias generadas en 2011 ascienden a 907 millones netos de impuestos e incluyen el beneficio por la venta del 50% de SegurCaixa Adeslas (450 millones de euros netos), la disponibilidad de fondos constituidos en ejercicios anteriores como consecuencia del test de suficiencia de pasivos por operaciones de seguros (224 millones netos) y plusvalías por la venta de activos (233 millones netos).

En el mismo periodo, se han registrado saneamientos extraordinarios netos por 1.039 millones, de los cuales 374 son dotaciones para insolvencias adicionales a los calendarios establecidos por la normativa aplicable, 360 millones relacionados con la cartera de participaciones bancarias; y 117 millones por el registro de los gastos derivados del proceso de reorganización del Grupo.

La importante generación de resultados de las actividades recurrentes de CaixaBank, junto a la generación de resultados extraordinarios, ha permitido, tras la aplicación de criterios conservadores en la revisión de las carteras crediticias y las dotaciones adicionales a calendario, registrar dotaciones totales por 2.413 millones y otros saneamientos extraordinarios por 706 millones a lo largo de 2011.

El resultado recurrente asciende a 1.185 millones de euros, un 12,8% menos, y el beneficio neto atribuido de CaixaBank se ha situado en los 1.053 millones, un 13,1% menos que en el mismo periodo del año anterior.

Gestión activa de los riesgos y aumento de la fortaleza financiera

La ratio de morosidad de CaixaBank se sitúa en el 4,90% y continúa manteniendo un diferencial positivo frente al 7,51% de media del sector financiero en noviembre, gracias a la gran calidad de su cartera crediticia, a la exigente gestión del riesgo y a una muy intensa actividad de recobro. La ratio de cobertura alcanza el 60% (el 137% considerando las garantías hipotecarias), frente al 55% de cobertura de la media del sector.

El fondo genérico para insolvencias asciende a 1.835 millones de euros, el mismo importe que al cierre del ejercicio 2009, y representa un 100% del factor α. Todo ello proporciona una gran solidez financiera a la entidad ante futuros entornos adversos.

La cartera de inmuebles de CaixaBank, derivada de la gestión de la cartera de créditos, asciende, a 31 de diciembre de 2011, a 1.140 millones de euros netos, con una cobertura del 36%. Del total de la cartera, un 14% corresponde a suelo, con una cobertura del 62%.

CaixaBank mantiene una posición de liderazgo en solvencia, con un Core Capital del 12,5% en Basilea II, frente al 8,9% de 31 de diciembre de 2010. Además de la generación orgánica de capital de forma sostenida de cada trimestre, el fuerte aumento incluye la gestión de los activos ponderados por riesgo y las operaciones de reorganización del Grupo, incluida la emisión de obligaciones subordinadas necesariamente convertibles de 1.500 millones.

Los recursos propios computables del Grupo ascienden a 17.581 millones, con un excedente de 6.592 millones sobre el requerimiento mínimo regulatorio.

La liquidez de CaixaBank se sitúa en los 20.948 millones, el 7,7% de los activos totales, y en su práctica totalidad, de disponibilidad inmediata. El aumento en el año asciende a 1.310 millones de euros.

Además, CaixaBank ha anticipado las emisiones en los mercados mayoristas y ha emitido por 6.324 millones en 2011. En función del nivel de liquidez y del calendario de vencimientos futuros (2.327 millones de euros en 2012), la dependencia de los mercados mayoristas es muy reducida, lo que proporciona una fuerte estabilidad, y pone de manifiesto el gran sentido de anticipación del Grupo.

Sólida posición de capital del Grupo "la Caixa" según la EBA

La fortaleza de la solvencia de CaixaBank se refleja, asimismo, en la sólida posición de capital del Grupo "la Caixa", según demuestran los resultados obtenidos en el reciente ejercicio llevado a cabo por la European Banking Authority (EBA) sobre las necesidades de recapitalización de entidades sistémicas del Espacio Económico Europeo.

La EBA determinó, con datos de 30 de septiembre de 2011, unas necesidades adicionales de capital para el Grupo "la Caixa" de tan solo 630 millones de euros. La capacidad de generación de capital del Grupo "la Caixa" permite cumplir ya con los requisitos de capital fijados por la EBA.

Mayor actividad comercial e incremento de las cuotas de mercado

La gran fortaleza comercial del Grupo, con 24.915 empleados, la red más extensa del sistema financiero español, con 5.196 oficinas, 8.011 cajeros y el liderazgo en banca online, a través de Línea Abierta (con 6,9 millones de clientes), en banca móvil (con 2,3 millones de clientes, el mayor número de usuarios de servicios financieros en España) y en banca electrónica (10,5 millones de tarjetas), ha permitido a CaixaBank presentar un crecimiento del negocio y de la actividad comercial, equilibrado y de calidad, con una cuota de penetración del 21% en banca de particulares.

CaixaBank ha aumentado sus principales cuotas de mercado, que se sitúan en: planes de pensiones individuales y asegurados (15,7%), hipotecas (11,1%), seguros de ahorro (15,7%) fondos de inversión (12,5%), préstamos al consumo (11,5%), depósitos (10,3%), factoring y confirming (14,9%), entre otros.

El volumen total del negocio se ha situado en los 427.252 millones (-0,2%), gracias al crecimiento sostenido de los recursos de clientes y una ligera reducción de los créditos. Los recursos totales de clientes han alcanzado los 241.203 millones (+1,1%), con una gestión prudente de los precios, además de por los fuertes crecimientos de planes de pensiones, seguros y fondos de inversión.

Así, se mantiene la buena evolución en fondos de inversión, que alcanza una cuota del 12,5%, con un patrimonio gestionado de 15.594 millones. InverCaixa es la gestora de fondos de inversión que más ha crecido en patrimonio en el año, con un incremento del 6,56%, mientras que el mercado ha caído un -7,47%.

En los últimos tres años, ha sido la gestora con mayor crecimiento patrimonial entre las principales gestoras españolas, pasando de una cuota de mercado del 6,91% en diciembre de 2008 al 12,5% en diciembre de 2011.

La cartera de créditos sobre clientes se ha situado en los 186.049 millones, con una ligera caída del 1,8%, lo que pone de manifiesto la voluntad de apoyo del Grupo a los proyectos personales y empresariales de los clientes.

Además, el 1 de diciembre de 2011 se formalizó la transición del negocio bancario y de gestión de fondos de Bankpime a CaixaBank. El volumen de negocio bancario gestionado adquirido asciende a 1.162 millones de euros, incluyendo 355 millones de euros de créditos, 398 millones de recursos de clientes de balance y 409 millones de euros de fuera de balance (345 de fondos de inversión).

Gestión especializada de clientes por negocios

CaixaBank mantiene su objetivo de reforzar su liderazgo en banca minorista con la implantación de un modelo de especialización de banca personal, banca privada, banca de pymes, banca de empresas, banca corporativa y banca de inversión para dar servicio a sus 10,4 millones de clientes.

En Banca de Particulares, la intensa actividad comercial realizada, y la apuesta por la vinculación de clientes, ha permitido cerrar el ejercicio con 9,6 millones de clientes y algo más de 163.000 millones de euros de volumen de negocio gestionado. A través de cinco campañas principales, entre las que destacan las de seguros, préstamos al consumo y planes de pensiones, se han incorporado 801.000 nuevos clientes.

En cuanto a productos de pasivo, el crecimiento se ha centrado en el segmento de personas físicas, con un fuerte incremento de los productos vinculados al largo plazo, como los planes de pensiones (+8,9%), los seguros de ahorro (+12,3%) y fondos de inversión (+6,3%).

En Banca Personal y en Banca Privada, los recursos gestionados por los negocios se han incrementado en 2011 un 3% y un 15% respectivamente, hasta alcanzar aproximadamente los 62.000 millones de euros en banca personal y los 40.000 millones en banca privada, con una positiva evolución de la contratación de seguros de ahorro y planes de pensiones.

En Banca de Pymes, la apuesta de la entidad por estar al servicio de las pymes, con una cuota de penetración líder del mercado del 34,7%, ha permitido cerrar el ejercicio con un volumen de negocio superior a los 22.600 millones de euros.

La Banca de Empresa, que cuenta con una red de 83 centros especializados y 873 empleados específicos para este colectivo, ha experimentado un fuerte crecimiento en todas las líneas del negocio. Así, la cifra de clientes gestionados ha aumentado un 17% respecto a diciembre de 2010, hasta alcanzar los 34.000 clientes, y los volúmenes gestionados han totalizado 28.000 millones de euros, con un incremento del 4%.

El crecimiento de volúmenes en productos de financiación se ha centrado especialmente en el segmento de empresas, con unas tasas de incremento en torno al 7% en productos básicos del segmento. El crédito comercial, por ejemplo, creció un 7,8%, y los préstamos sindicados un 7%.

La evolución de la Banca Corporativa también ha sido especialmente destacable en los últimos 12 meses, ya que la inversión gestionada a través de los tres centros especializados se ha incrementado un 18%, alcanzando prácticamente los 21.700 millones de euros a cierre de 2011, constatando el apoyo de la entidad a la financiación a los clientes empresa.

En cuanto a la oferta de productos y servicios especializada para pymes, empresas y corporaciones, cabe destacar, por un lado, dentro de la denominada Banca Transaccional, que ofrece soluciones para la gestión recurrente del negocio de los clientes, el crecimiento  de las cesiones de factoring y los anticipos de confirming que han permitido alcanzar una cuota del 14,9%, con un incremento de 243 puntos básicos en los últimos 12 meses. Y, por otro lado, a través de la Banca de Inversión, que ofrece soluciones para la financiación de proyectos de inversión, con un incremento del 28% de la cartera de operaciones en pymes, del 16% proyectos de energía, del 15% en infraestructuras y del 7% en financiación corporativa y adquisiciones.

Desde su creación en 2007, MicroBank ha financiado 128.511 proyectos por un importe total de 810 millones de euros. A pesar del contexto económico, MicroBank sigue siendo el mayor promotor de autoocupación a través de microcréditos. Según el estudio Informe sobre el Impacto Social de los Microcréditos, realizado por Esade, se estima que MicroBank ha contribuido a la creación o consolidación de más de 42.000 puestos de trabajo desde el inicio de su actividad. Durante el ejercicio 2011, MicroBank ha concedido 34.307 préstamos por valor de 217,9 millones de euros, incrementando el importe de su cartera de microcréditos en un 16,7% respecto al ejercicio 2010.

En el marco de su plan de expansión internacional, CaixaBank cuenta con oficinas de representación en Londres (Reino Unido), París (Francia), Milán (Italia), Stuttgart y Frankfurt (Alemania), Estambul (Turquía), Pekín y Shanghai (China), Delhi (India) y Dubai (EAU). Además, la entidad también dispone de sucursales operativas en Varsovia (Polonia), Bucarest (Rumanía) y Casablanca (Marruecos), país en el que fue la primera entidad española en abrir una sucursal.

CaixaBank cuenta con un 5,4% del capital de Telefónica, un 12,8% de Repsol YPF, un 5% de BME, un 20% de GFInbursa, un 30,1% de Banco BPI, un 17% de The Bank of East Asia, un 9,8% de Erste Bank y un 20,7% de Boursorama.

Gran acogida del Programa Dividendo/Acción CaixaBank

La implementación del Programa Dividendo/Acción CaixaBank, aprobado por la Junta General Ordinaria de Accionistas de mayo de 2011, ha obtenido un alto porcentaje de aceptación, del 95%, muestra de la confianza que los accionistas tienen depositada en la entidad. En el segundo programa Dividendo/Acción CaixaBank del mes de septiembre, la aceptación fue del 98%.

Respecto a la evolución de CaixaBank en bolsa durante 2011, la acción muestra una mejor evolución que los principales índices de referencia; y el buen comportamiento es más significativo si se observa a nivel sectorial, con una caída del -4,7%. Si se incluye la rentabilidad obtenida vía dividendos, la acción cierra el año en positivo, con un rendimiento del 3,1%.

Obra Social: Más comprometidos con la sociedad

La entidad mantendrá el presupuesto de la Obra Social en 500 millones de euros para 2012, la misma dotación de los últimos 4 años. Esta cantidad sitúa a la Obra Social "la Caixa" como la primera fundación privada de España y una de las más importantes del mundo.

Un año más, la prioridad será la atención a las principales necesidades de los ciudadanos con el desarrollo de programas sociales y asistenciales, a los que se dedicará el 66,3% del presupuesto (331,5 millones de euros). El apartado cultural acaparará el 13,8% de la inversión (69 millones); los programas de Ciencia, Investigación y Medio ambiente supondrán el 13,5% (67,6 millones) y el apoyo a la educación y formación, el 6,4% (31,9 millones) de euros.

El fomento del empleo, la lucha contra la pobreza y la exclusión social, el acceso a una vivienda digna de colectivos con dificultades, el envejecimiento activo y saludable de las personas mayores, la reinserción social y profesional de reclusos en último grado de su condena o la prevención del consumo de drogas continuarán siendo algunas de las líneas de actuación estratégicas para la Obra Social "la Caixa".

En el apartado de la promoción del empleo, el programa Incorpora facilitó, durante el pasado ejercicio, 9.889 contrataciones laborales a personas en riesgo de exclusión; y son ya 42.629 las oportunidades profesionales generadas por la Obra Social en cerca de 18.000 empresas ordinarias desde la puesta en marcha del proyecto en 2006.

CaixaProinfancia, el programa de atención a la infancia en situación de pobreza y exclusión social, dedicó 48 millones de euros en 2011 a la concesión de ayudas a familias con dificultades. Desde 2007, la Obra Social trabaja para romper el círculo de la pobreza hereditaria en España en el marco de un proyecto al que ha dedicado ya cerca de 250 millones de euros y del que se han beneficiado 185.000 niños y sus familiares.

Con el objetivo de garantizar el acceso a la vivienda, la Obra Social ha reforzado su compromiso con el programa de Vivienda Asequible, que en 2012 culminará la construcción de los 4.100 inmuebles planificados en 2004, al comienzo del proyecto. 3.000 de ellos están dirigidos a jóvenes y personas mayores de 65 años y los 1.100 restantes a familias.

El desarrollo de programas propios se ha completado con el apoyo, a través de las Convocatorias de Ayudas a Proyectos Sociales, a 1.198 iniciativas impulsadas por ONG´s de toda España en favor de colectivos vulnerables. Además, la red de oficinas ha apoyado 21.285 acciones para atender las necesidades más próximas a sus territorios.

"la Caixa" continúa orientando sus esfuerzos hacia la vacunación infantil en países en vías de desarrollo (1,8 millones de niños inmunizados); también mediante el desarrollo económico sostenible a través de 80 proyectos vigentes en 35 países; y, de forma muy especial, con la reconstrucción de Haití y la hambruna de África.

El decidido apoyo de la entidad a la formación se ha puesto de manifiesto en 2011 con el lanzamiento de eduCaixa, una nueva plataforma dirigida a alumnos de 3 a 18 años, a profesores y a las asociaciones de madres y padres de alumnos, que nace de la experiencia y el compromiso que, desde hace más de 35 años, "la Caixa" mantiene con el colectivo  docente.

La entrega de becas para cursar estudios de posgrado en universidades españolas (100 ayudas) y en el extranjero (125), y los Doctorados en Biomedicina en cuatro centros de investigación de excelencia en España, fortalecen este compromiso con la educación y con el futuro de los jóvenes estudiantes.

Dentro del apartado medioambiental, la Obra Social ha intensificado sus esfuerzos en la conservación y mejora de los espacios naturales de toda España. A lo largo del año 2011, se han impulsado 316 proyectos que, además, han priorizado el empleo de  personas en riesgo de exclusión en el desarrollo de las acciones de preservación. En el año, estos proyectos han propiciado 2.080 contrataciones laborales, que desde el año 2005 contabilizan un total de 8.161 contrataciones.

Y en el de la investigación, la Obra Social ha continuado impulsando el avance del conocimiento en ámbitos universitarios (programa RecerCaixa) así como en torno al Sida (irsiCaixa), el Cáncer (Unidad de Terapia Molecular "la Caixa" en el Hospital Vall d´Hebron) y las enfermedades neurodegenerativas (Proyecto BarcelonaBeta) o cardiovasculares (CNIC), entre otras.

La divulgación de la cultura como instrumento para el crecimiento de las personas es otro de los ejes básicos de la Obra Social. En este aspecto, y dentro de la política de grandes alianzas con las mejores instituciones del mundo, "la Caixa" se ha convertido  en Benefactora del Museo del Prado, con quien ya desarrolla el programa pedagógico "El arte de educar".

La inauguración de las exposiciones "Delacroix", "Retratos de la Belle Epoque", e "Impresionistas. Obras maestras de la Colección Clark" han sido tres de los hitos expositivos de 2011. Los conciertos participativos de El Mesías o Carmina Burana, entre otros, la programación de humanidades, el impulso a la Colección Biblioteca Clásica -editada por la RAE- y las ayudas a proyectos culturales de impacto social ahondan en el compromiso de la Obra Social en este ámbito.

Un año más, los ciudadanos han respaldado la programación de los Museos de la Ciencia CosmoCaixa y centros CaixaForum, con más de 3,5 millones de visitantes, con el objetivo de acercar el conocimiento a públicos de todas las edades y niveles de formación.

En definitiva, un ejercicio durante el que "la Caixa" ha puesto de manifiesto una vez más su verdadera razón de ser: el compromiso con las personas y con el bienestar de la sociedad en la que desarrolla su actividad financiera.