El éxito de la emisión se refleja en el precio, que se ha fijado en 43 puntos básicos sobre el midswap, 4 puntos por debajo del spread inicial debido a la fortaleza de la demanda.
 
CaixaBank, el grupo financiero líder en España, ha cerrado una emisión de cédulas hipotecarias a 5 años, por un importe de 1.000 millones y con una demanda de 1.900 millones de euros.

El éxito de la emisión se refleja en el precio, que se ha fijado en 43 puntos básicos sobre el midswap, el índice de referencia para estas emisiones. La fortaleza de la demanda ha permitido estrechar cerca de 4 puntos básicos el spread inicial, situando el cupón en el 0,625%.

Esta nueva emisión refuerza la excelente liquidez de CaixaBank que, a 30 de septiembre, alcanzó los 50.952 millones de euros, en su totalidad de disponibilidad inmediata. En este sentido, el ratio LCR (Liquidity Coverage Ratio) de

CaixaBank, en el tercer trimestre de 2015, supera el 130% (objetivo definido en el Plan Estratégico 2015- 2018). Por otro lado, la entidad, presidida por Isidro Fainé y cuyo consejero delegado es Gonzalo Gortázar, mantiene un nivel de solvencia elevado, con un Common Equity Tier 1 (CET1) fully loaded del 11,6%.

Demanda internacional

CaixaBank ha aprovechado las favorables condiciones del mercado para realizar esta emisión, lo que demuestra la confianza y valoración de las fortalezas de la entidad por parte de los mercados, así como de la calidad crediticia de la cartera crediticia que respalda estas emisiones. Esta emisión ha obtenido una excelente respuesta por parte de los inversores institucionales, con 112 órdenes y destaca, especialmente, el interés por parte de inversores internacionales, 72% de la demanda –de más de 20 países-, lo que vuelve aponer de manifiesto el interés por las emisiones de CaixaBank en el ámbito internacional. La excelente calidad del libro de inversores ha permitido reducir la aportación de Bancos Centrales y Supranacionales hasta el 35% de la emisión, por debajo de operaciones comparables recientes.

Segunda emisión en este ejercicio
En el primer trimestre de este año, CaixaBank ya realizó una emisión de cédulas hipotecarias por importe de 1.000 millones de euros a 10 años.

CaixaBank espera que esta nueva emisión de cédulas hipotecarias sea calificada por las agencias Moody´s y Standard&Poor´s con un rating de Aa2 y A+, respectivamente. 

Los bancos colocadores de la emisión han sido CaixaBank, Crédit Agricole, Credit Suisse, Deutsche Bank y HSBC