El beneficio antes de impuestos del grupo Caixa Galicia se eleva a 57,8 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que tras el pago de impuestos supone un crecimiento del resultado consolidado, después de impuestos, del 6,7% respecto al primer trimestre de 2009. La capacidad para generar ingresos y una eficaz política de reducción de costes se reflejan en un crecimiento del 23% en el margen neto que ha sido aprovechado para reforzar las provisiones y saneamientos que crecen un 35%.
Además de esta evolución de los resultados, el primer trimestre de 2010 se completa con importantes avances en las prioridades estratégicas de la entidad:

La solvencia se incrementa en un 26% hasta situar el Tier 1 en el 8,43%, mientras que el exceso de recursos propios alcanza los 1.140 millones de euros, un 35% más que el superávit existente en marzo de 2009.

El ratio de eficiencia mejora un 15% de tal modo que los gastos de explotación absorben menos del 40% de los ingresos generados. Un avance que ha sido posible gracias a una política de austeridad que se materializó en un recorte del 7,3% en los gastos de explotación.

Crecimiento del 6,3% de los depósitos de clientes que sitúa a Caixa Galicia como una de las cajas con mejor evolución en la captación de ahorro, lo que permite seguir ampliando la posición de liquidez global hasta los 7.938 millones de euros, superando en 1.722 millones los vencimientos previstos hasta 2013.

Negocio
Los recursos ajenos en balance se elevan a los 39.443 millones de euros. De ellos, los depósitos de clientes alcanzan los 29.145 millones de euros tras un crecimiento del 6,3%, que contrasta con la caída del -1,5% producida en el sector. Especial dinamismo han tenido los depósitos a plazo cuyo saldo se incrementa en 1.297 millones de euros, lo que dota de fuerte estabilidad a las fuentes de financiación de la entidad.

La capacidad para atraer el ahorro de familias y empresas consolida a Caixa Galicia como la caja española, de entre las diez grandes cajas, con un mayor crecimiento de depósitos, lo que contribuye a ampliar la liquidez global de la entidad hasta los 7.938 millones de euros, es decir 1.722 millones más que los vencimientos previstos para los próximos tres años.

El crédito a clientes alcanza los 36.104 millones de euros, después de formalizar en el primer trimestre del año 2.823 millones en nuevas operaciones para financiar empresas y familias, un 22% más que el importe formalizado en el mismo período de 2009. La financiación a familias para adquisición de viviendas es una de las líneas que mostró mayor dinamismo hasta alcanzar un crecimiento interanual de su saldo del 6,3% que refleja la progresiva recuperación que está experimentando este mercado en los últimos meses.

La tasa de morosidad de la inversión se sitúa en el 5,19%, mientras que el saldo del fondo de insolvencias se incrementa hasta los 930 millones, de los cuales 212 millones corresponden a extradotaciones para la cobertura de riesgos futuros.

Resultado

El margen básico se sitúa en 160,2 millones de euros tras un crecimiento del 20% de los ingresos por prestación de servicios, que atenúa el impacto que sobre el margen de intereses ha tenido el acusado descenso de los tipos de interés, lo que ha llevado al euríbor de máximos a mínimos históricos en poco más de doce meses.

El margen bruto de la actividad se sitúa en los 305,1 millones de euros, un 8,9% más que en marzo de 2009, favorecido por el resultado obtenido por la venta de la participación del 45% en Investimentos Ibéricos y el positivo comportamiento de las operaciones financieras que alcanzaron, en total, los 140 millones de euros, y que se han destinado a reforzar las provisiones y el nivel de solvencia de la entidad.

- A la generación de ingresos se suma la reducción en un -7,3% de los gastos de explotación lo que mejora los niveles de eficiencia en un 15%, de tal modo que los gastos de explotación del trimestre absorbieron menos del 40% de los ingresos generados.

La capacidad para generar ingresos y la política de reducción de gastos confluyen en un margen neto de 183,8 millones de euros lo que supone un crecimiento del 23% respecto al mismo período del año anterior.
Manteniendo una política de estricta prudencia se ha aprovechado la generación de resultados para realizar provisiones y saneamientos por importe de 125,9 millones de euros, un 35% más elevadas que en el primer trimestre de 2009.

El beneficio antes de impuestos alcanza los 57,8 millones de euros, que tras el pago de impuestos sitúa el resultado consolidado del ejercicio en 45,4 millones de euros un 6,7% más que en marzo de 2009.

- Esta generación de beneficios permite incrementar los niveles de solvencia con un crecimiento del 26% del Tier 1 que se sitúa en el 8,43%, mientras que el exceso de recursos propios sobre requisitos legales alcanza los 1.140 millones de euros, 298 millones más que el existente en marzo de 2009.

La inversión social del primer trimestre ha ascendido a 12,2 millones de euros. La inversión total en 2010 se sitúa en los 64 millones de euros, un 14,28% más que en el ejercicio anterior.