La adquisición de Holvi se enmarca dentro de la estrategia de transformación digital de la entidad financiera

Holvi, fundada en 2011, es una compañía especializada en ofrecer servicios financieros a autónomos y pequeñas y medianas empresas como un medio de ventas online, gestión de la facturación y control del flujo de caja.

Johan Lorenzen, consejero delegado de Holvi aseguró: “BBVA representa el propietario ideal, un banco que entiende el mundo digital y que nos da el espacio para crecer, la escala y la experiencia para apoyar ese crecimiento con una base sólida”.

Esta adquisición se une a la compra del 29,5% de Atom, el primer banco exclusivamente móvil de Reino Unido, así como la compra de Spring Studio, una firma de diseño de Estados Unidos. En 2014 ya había adquirido Madiva Soluciones, una startup de servicios de Big Data.

BBVA también es inversor en la firma de capital riesgo Propel, que gestiona las participaciones del Grupo en startups que están cambiando los servicios financieros a través de la tecnología.