Bankia obtuvo un beneficio neto atribuido de 237 millones de euros en el primer trimestre del año, un 2,1% más que en igual periodo del año anterior en términos comparables. Aunque de haberse incluído en 2015 la aportación de City National Bank, el beneficio supone un recorte del 3,3% respecto al mismo período de 2015. 
La contención de costes y las menores provisiones por la mejora de la calidad del balance permiten compensar la caída de ingresos derivada del actual entorno de tipos de interés y el efecto de la nueva estrategia de eliminación de comisiones puesta en marcha el pasado 11 de enero. Las cifras de 2015 no incluyen la aportación de City National Bank of Florida, filial vendida el pasado mes de octubre. Con ella, el beneficio habría caído un 3,3%.

El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, destacó que “la entidad mantiene sus fortalezas en un entorno de tipos de interés complicado: el nivel de eficiencia de Bankia es muy elevado y la bajada de la morosidad nos permite hacer menos provisiones, lo que se traduce en que el beneficio y la rentabilidad se mantienen estables”. Además, “en términos de balance las señales son muy positivas. Bankia mantiene una fuerte generación de capital que nos hace cada vez más solventes y la reducción de los activos problemáticos se ve acompañada de un incremento de la cobertura de los que permanecen en balance”.
Desde el punto de vista comercial, “el nuevo posicionamiento con clientes está dando notables resultados, con incrementos de la captación de ingresos domiciliados, fuertes subidas en la contratación de productos como tarjetas de crédito e incrementos de cuota relevantes en fondos de inversión”. “En materia de financiación –prosiguió el consejero delegado de Bankia-, se aprecian resultados del foco puesto en el incremento de la financiación del consumo de las familias y de la actividad de las pymes, que registran incrementos en facturación de nuevo crédito del entorno del 40%”.

Resultados

El margen de intereses se reduce –sin incluir CNB- en un 12,4%, hasta los 577 millones de euros
. Esto es consecuencia del menor rendimiento de los bonos de la SAREB, de la bajada del euríbor, que se situó en su referencia a 12 meses en negativo este trimestre, y de la decisión de retirar las cláusulas suelo de las hipotecas.

El proceso de reequilibrio del balance hacia activos de mayor rendimiento, en particular el crédito al consumo y el empresarial, permitieron compensar parcialmente esos efectos, que, junto a la caída del coste de financiación, hacen que el margen de clientes mejore respecto al primer trimestre del año pasado, al subir del 1,40% al 1,56%.

Como consecuencia del nuevo posicionamiento de la entidad con clientes en materia de comisiones, se observa una caída de los ingresos por este concepto. El pasado 11 de enero Bankia anunció que dejaría de cobrar comisiones a quienes domicilien sus ingresos en la entidad. Esta ventaja para los clientes, junto a que en este trimestre no ha habido ventas de carteras de fallidos, lleva a que los ingresos en esta materia bajen un 13,2%, hasta los 200 millones de euros. La menor rotación de las carteras de renta fija provocan una caída del 15,2% del resultado por operaciones financieras, de manera que el margen bruto alcanzó en el primer trimestre del año 853 millones de euros, un 10,6% menos. Descontada la depreciación de los bonos de la SAREB, el margen caería un 6,8%.

Por el lado de los costes, Bankia continuó haciendo un importante esfuerzo de contención, que llevó a un descenso de los gastos de explotación y amortizaciones del 1,2%. De esta manera, la entidad consigue mantener el ratio de eficiencia ex ROF en el 50,9%, batiendo en 11,3 puntos la media del sector (62,2%). El margen antes de provisiones se situó en el primer trimestre del año en 454 millones de euros, un 17,5% menos. La mejora de la calidad del balance que viene registrando la entidad permitió que las dotaciones a provisiones se redujeran un 41,4%, hasta los 128 millones de euros.

De este modo, el beneficio antes de impuestos se situó en 315 millones de euros, en línea con el del primer trimestre de 2015, y el beneficio neto atribuido, en 237 millones de euros, un 2,1% más. De haberse incluido en 2015 la aportación de City National Bank, el beneficio se habría reducido un 3,3%.

En el primer trimestre del año Bankia mantuvo el fuerte dinamismo comercial que viene caracterizando a la entidad en los últimos años. Así, el número de productos vendidos por empleado al mes alcanzó una media de 36,8 en el trimestre, frente a los 30,7 de igual periodo de hace un año. Por el lado de la financiación, el foco puesto por Bankia en el incremento del crédito al consumo y a las empresas se tradujo en la concesión de préstamos por importe de 2.889 millones de euros, un 11,7% más que en el primer trimestre de 2015, con un dinamismo que llegó al 37,5% en la financiación a pymes y autónomos. Esto permitió que el saldo de financiación a estos segmentos subiese un 0,8% en el trimestre y un 2,3% en términos interanuales.

Otro de los ejes en esta materia es la financiación de operaciones de comercio exterior. A cierre de marzo, la cuota de Bankia en este mercado era del 10,38%, frente al 6,5% de marzo de 2015. En confirming, la cuota sube en un año del 3,95% al 5,7%. Y en TPV, del 12,8% al 13,08%. En recursos de clientes, se mantiene el proceso de trasvase desde plazo a cuentas corrientes y de ahorro y, sobre todo, a recursos fuera de balance. En un trimestre de mucha volatilidad en los mercados, Bankia incrementó su cuota en planes de pensiones hasta el 7,2% (dos puntos básicos) y en fondos, del 5,44% al 5,61%. Respecto a hace un año, el incremento es de 52 puntos básicos. Si se observa la cuota de captación de nuevos fondos, ha pasado del 8,56% de 2015 al 12,19% de este primer trimestre.

La actividad de particulares se vio impulsada por el nuevo posicionamiento con clientes lanzado en enero. Las altas de nuevas tarjetas de crédito se multiplican casi por tres respecto a hace un año, hasta las 79.600 nuevas contrataciones en febrero y marzo. Y en esos dos meses de desarrollo completo de la nueva estrategia se han captado 19.100 nuevas nóminas y pensiones.

Menos morosidad y más cobertura

Bankia redujo un trimestre más el saldo de créditos dudosos, que bajó en 431 millones de euros, hasta los 12.564 millones, con lo que acumulan un descenso de 7.500 millones en los últimos nueve trimestres. El ratio de morosidad baja en el primer trimestre del 10,8% al 10,5%, mientras que en los últimos 12 meses la disminución es de 2,1 puntos, desde el 12,6%.

Esta bajada de la morosidad se produce en paralelo a la mejora del ratio de cobertura, que mejora 0,5 puntos en el trimestre, hasta el 60,5%, y en 1,1 puntos en el último año. Al mismo tiempo, la entidad logra seguir reduciendo el stock de activos adjudicados, que se reducen en casi un 9% en el último año, hasta los 2.647 millones de valor neto contable.

Mejora de la solvencia

En términos de liquidez, Bankia mantuvo el ratio de crédito sobre depósitos en el 103,9%. En este trimestre el banco mantuvo abierto el acceso a los mercados con dos emisiones de cédulas hipotecarias por importe agregado de 2.000 millones de euros. Además, recuperó el grado de inversión crediticia.

En materia de solvencia, Bankia demostró un trimestre más la fuerte capacidad de generación de capital del banco. El ratio de capital CET1 BIS III fully loaded –que anticipa los requerimientos que entrarán en vigor en 2019- mejoró del 12,26% al 12,52%. Esta cifra no incluye las plusvalías en las carteras de deuda soberana.

Transformación digital

Bankia está dando pasos notables en el proceso de transformación digital de la entidad, con unas inversiones estimadas de 159 millones de euros para el conjunto de este año, un 77,8% más que en 2015. Esta inversión se está traduciendo en una mejora del servicio al cliente y una mayor productividad y eficiencia de la entidad.

El 89% de la actividad transaccional ya se realiza fuera de la oficina. Fuera de las sucursales se conceden el 45% de los préstamos al consumo, frente al 34% de hace un año. Y en este primer trimestre se han multiplicado por 2,6 las contrataciones de estos créditos vía móvil y por 1,9 las realizadas a través de otras conexiones a internet.

En materia de captación, los nuevos depósitos contratados on line suben un 21%, mientras que la venta de planes de pensiones por estos canales crece un 24% respecto al primer trimestre de 2015.