La entidad se hará cargo de 312 millones de euros de los 780 millones que provisionará en su conjunto del grupo BFA. Esto redujo su beneficio hasta los 747 millones de euros, un 83% superior al año 2013. 

Bankia obtuvo un beneficio neto atribuido de 747 millones de euros en 2014, que representa un 83,3% más que el obtenido un año antes, cuando el banco ganó 408 millones. Mientras, el Grupo BFA, matriz de Bankia, logró un beneficio neto de 418 millones de euros el pasado año.

El conjunto del Grupo BFA-Bankia cargó contra las cuentas de 2014 una provisión extraordinaria de 780 millones de euros, de los que 312 millones afectaron a las cuentas de Bankia. Sin la provisión extraordinaria, Bankia habría obtenido un beneficio atribuido de 966 millones de euros, superando las previsiones del mercado. Sería un 58% más sobre el resultado proforma de 2013, que fue de 611 millones de euros. En el caso del Grupo BFA habría logrado un resultado neto de 1.104 millones.

La rentabilidad sobre fondos propios de Bankia se situó en 2014 en el 6,6%, que sin el impacto de la provisión alcanzaría el 8,6%, en línea con el objetivo de alcanzar un ROE en 2015 del 10%.

El presidente de BFA y Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, destacó que "a lo largo del año, Bankia ha conseguido que cada trimestre fuese mejor que el anterior. Esta tendencia marca un buen punto de partida para el año 2015, en el que trabajaremos para situar nuestra rentabilidad sobre fondos propios en el 10%, cumpliendo así nuestros objetivos".

"Todas las personas que conformamos el Grupo BFA-Bankia tenemos el firme compromiso de seguir trabajando cada día para hacer una entidad más rentable, que cree valor para todos sus accionistas y avanzar así en la devolución de las ayudas recibidas, en la que hemos vuelto a dar un paso más con el anuncio de la distribución de un dividendo, con cargo a los beneficios obtenidos en 2014 por Bankia", añadió Goirigolzarri.

El consejero delegado de Bankia y consejero de BFA, José Sevilla, afirmó que en 2014 "el banco ha vuelto a demostrar su fortaleza comercial y a ganarse la confianza de sus clientes, a los que estamos muy agradecidos tras haber incrementado sus fondos en el banco en más de 7.200 millones en el año".



DIVIDENDO
El resultado del ejercicio permite a Bankia pagar un dividendo de 202 millones de euros, de los que más de 126 millones serán cobrados por BFA en función de su participación actual. El Grupo propone un dividendo en efectivo de 1,75 céntimos por acción (202 millones de euros) con cargo al ejercicio 2014, lo que supone un ratio de pay-out del 27%.




MOROSIDAD
La mora que afecta a la entidad se sitúa en el nivel más bajo de los dos últimos años. El saldo de activos de dudoso cobro se redujo en el año en 3.475 millones de euros, al pasar de los 20.022 millones de euros del cierre de 2013 a los 16.547 millones en 2014.

De esta manera, la tasa de morosidad se redujo por cuarto trimestre consecutivo, hasta el 12,86%, con un descenso en el año de 179 puntos básicos, desde el 14,65% con que se partía al cierre de 2013. La tasa de mora está en el nivel más bajo desde el cierre de 2012.

La bajada de la morosidad se realizó en paralelo a una mejora de las provisiones sobre los créditos dudosos que permanecen en balance, de forma que la tasa de cobertura subió en el año en más de un punto porcentual, del 56,5% al 57,6%.


NEGOCIO BANCARIO
La actividad bancaria del grupo creció de forma significativa durante el pasado ejercicio, con un aumento del margen de intereses (la primera línea de la cuenta de resultados, que refleja la diferencia entre los intereses cobrados por los créditos concedidos y los pagados por la captación de depósitos) del 14%, hasta los 2.927 millones de euros.

También las comisiones cobradas aumentaron un 1,3%, hasta los 948 millones, mientras que otros ingresos más atípicos, como los derivados de la venta de cartera de deuda (ROF) se redujeron un 47% hasta los 218 millones de euros.

El banco consiguió además reducir todas las partidas de gastos, especialmente los de personal (-11%), así como las dotaciones a provisiones para cubrir créditos de dudoso cobro. Esta partida descendió un 19%, hasta los 1.158 millones de euros. Bankia redujo la tasa de morosidad hasta el 12,9% y situó el grado de cobertura (provisiones frente a créditos dudosos) en el 57,6%.

BANIA MARGEN DE INTERESES


El balance del banco cerró el año con unos activos totales de 233.649 millones de euros, de los que 121.691 millones son créditos a la clientela. Pese al aumento de nueva financiación a lo largo del pasado año -la nueva financiación a familias y empresas alcanzó los 15.000 millones-, la cartera crediticia total se redujo un 6,2% debido a las ventas de carteras por valor de 1.607 millones y amortizaciones de hipotecas por 4.283 millones. El adelgazamiento del balance también es consecuencia de una reducción de los recursos gestionados, con un descenso del 1,6% de los depósitos de la clientela, hasta los 106.807 millones de euros.

Acceda a todos los ANÁLISIS de Bankia