RESULTADO

El primer trimestre de 2011 se ha continuado desarrollado en un contexto complicado, con tensiones en los mercados, endurecimiento de la intensidad competitiva, y persistencia de la debilidad económica.

En este entorno, Banesto ha obtenido unos notables resultados, gracias a la defensa de los ingresos, la optimización de su estructura de financiación y la disciplina en costes, lo que le ha permitido realizar provisiones que fortalecen su solidez patrimonial, y obtener un beneficio atribuible de 169,5 millones de euros.

El margen de intereses en el primer trimestre de 2011 ha sido de 380,4 millones de euros, que si bien es un 11,2% menor al del año anterior, mejora un 1,4% respecto al último trimestre de 2010. El efecto de la menor actividad en el negocio bancario y la presión de los costes de financiación se ha limitado gracias a la gestión de balance y de márgenes desarrollada por el Banco.

Las comisiones por servicios han ascendido a 135,2 millones de euros, lo que supone un aumento del 2,5%, avance conseguido gracias al aumento de la transaccionalidad derivada del crecimiento de la base de clientes y de la vinculación de los mismos.
Los resultados de operaciones financieras han alcanzado los 41,2 millones de euros, un 4,7% menos que hace un año. Han seguido sustentados en la distribución de productos de tesorería a clientes, y se han obtenido con un elevado grado de diversificación que favorece la recurrencia de los mismos.

Consecuencia de esta evolución, el margen bruto generado en el primer trimestre de 2011 se ha situado en 583,7 millones de euros, un 8,3% menos que el mismo trimestre del año anterior, pero estabilizándose frente al trimestre precedente, respecto al cual han aumentado un 0,9%.

Por áreas de negocio, los ingresos de la banca doméstica (Comercial y Corporativa) han ascendido a 524,5 millones de euros, un 8,4% menos que el año anterior, y suponen el 89,9% del margen bruto del Grupo. El entorno económico exige seguir profundizando en la gestión de la eficiencia. La disciplina en el control de los gastos ha permitido cerrar el primer trimestre con unos costes de explotación de 245,4 millones, un 1,0% inferiores a los registrados el año pasado. El ratio de eficiencia se ha situado en el 40,4%, indicador que nos sitúa en una posición muy favorable frente a los bancos comparables.

El margen neto de explotación del primer trimestre de 2011 ha sido de 338,3 millones de euros, un 12,9% menos que en igual periodo de 2010, pero 1,2% superior al último trimestre del año pasado. La positiva evolución de las entradas en mora, junto con las significativas recuperaciones realizadas, ha permitido que las entradas netas en mora del trimestre sean muy reducidas, de sólo 27 millones de euros. De este modo, la tasa de morosidad ha aumentado muy ligeramente hasta el 4,15%, frente al 4,08% a diciembre.

Estrategias de Inversión
Cinco joyas del Ibex 35 con las que ganar más de un 50% el próximo año
Cinco joyas del Ibex 35 con las que ganar más de un 50% el próximo año

En todo caso, la generación de ingresos ha permitido continuar con el reforzamiento del volumen de provisiones, que crecen el 13,8% frente a un año antes y que cubren el 53% de los morosos.

 

Estrategias de Inversión
Video del Taller operativo con acciones a corto plazo
Video del Taller operativo con acciones a corto plazo

Deducida la previsión de impuestos, el beneficio neto ordinario, antes de dotaciones extraordinarias, ha sido de 187,0 millones de euros, un 17,4% inferior al del año anterior.

Además, en el primer trimestre de 2011, el Banco ha realizado dotaciones brutas adicionales por 25 millones de euros para reforzar la cobertura con provisiones de los activos inmobiliarios adquiridos. Con ello, el beneficio neto atribuible al grupo ha ascendido a 169,5 millones de euros, un 19,9% menos que en el primer trimestre de 2010.

BALANCE

La captación y vinculación de clientes sigue siendo una de las prioridades de gestión en 2011. La base de clientes aumenta de manera consistente, fruto de la cual los recursos de clientes del sector privado al 31 de marzo de 2011, alcanzan los 60.593 millones de euros, un 11,1% más que los registrados un año antes. Los saldos en balance crecen un 17,3%, y en especial los depósitos a plazo que lo hacen en un 23,3%. Por otro lado, los fondos gestionados fuera de balance ascienden a 9.189 millones de euros, un 14,3% menos que los gestionados hace un año.

La evolución de la inversión crediticia es el reflejo de una menor demanda de crédito en el mercado. En este contexto, la inversión crediticia se ha situado en 73.466 millones de euros, un 2,8% menos que al cierre del primer trimestre de 2010.

El nivel de capitalización del Banco sigue muy por encima de los mínimos exigidos. Adicionalmente, el Banco sigue generando capital orgánicamente, gracias a los beneficios retenidos y la gestión del balance. Al cierre del primer trimestre de 2011 el Ratio BIS era del 10,8%, con un Tier I del 9,5% y un core capital del 8,6%, lo que supone un incremento de 0,7 pp desde hace un año.

Esta generación de capital orgánica permitirá lograr el objetivo de alcanzar un 9% de core capital a finales de 2011, un año antes de lo inicialmente previsto.