Banco Santander apuesta por proteger las cuentas bancarias de sus clientes frente a los posibles ciberataques. Para ello, pone a su disposición el software IBM Trusteer Rapport, un programa gratuito que ofrece más protección a la hora de hacer transacciones financieras. 

Si bien la banca digital del Santander cuenta con todas las medidas de seguridad necesarias, los ciberdelincuentes desarrollan nuevas técnicas para hacerse con la información personal y tratar de robar el dinero. Este software, que se puede descargar en la página web de la entidad de forma gratuita, elimina automáticamente los virus o programas maliciosos del ordenador y protege ante posibles ataques de suplantación de identidad al detectar los riesgos, garantizando que la información y las cuentas bancarias estén más seguras.

Entre las principales ventajas destaca que es de fácil y rápida instalación; salvaguarda el ordenador y es una barrera adicional a los antivirus tradicionales; garantiza la protección de las sesiones del navegador web para impedir que puedan manipular las transacciones cuando se accede a la banca online; evita el uso fraudulento de las claves de acceso; elimina sospechas automáticamente una vez que las detecta; y es compatible con los programas de antivirus que ya estén instalados en el equipo informático.  

Nuevas modalidades de fraude  

La digitalización está trayendo consigo grandes avances, pero al mismo tiempo aumenta la exposición a las estafas digitales, que no discriminan: afectan a particulares, empresas e instituciones. En 2021, el servicio ‘Tu Ayuda en Ciberseguridad’ de INCIBE atendió más de 69.000 consultas a través del 017 y de sus diferentes canales de contacto, relacionadas principalmente con dudas sobre los SMS y correos electrónicos fraudulentos. 

Algunos de los términos más comunes son Ransomware, que hace referencia a un tipo de programa malicioso desarrollado para bloquear el acceso al equipo y a los archivos que contiene para, posteriormente, pedir un rescate a cambio de recuperarlos; phishing, el fraude informático mediante correo electrónico, cuyo objetivo es adquirir información sensible (nombres de usuario, claves o datos de cuentas o tarjetas de crédito) haciéndose pasar por una marca de confianza; o smishing, las campañas de envío de SMS fraudulentos que suplantan, especialmente, a numerosas entidades bancarias con el objetivo de dirigir a la víctima a una página web falsa para robar sus credenciales de acceso al servicio de banca online. 

Banco Santander también ofrece en su portal un Test de Seguridad Online para determinar el nivel de conocimiento. A pesar de la seguridad que ofrecen las operaciones bancarias, nunca se deben dejar de lado las recomendaciones básicas para mantener una vida online sin sobresaltos. También cuenta con un espacio especial en su página web con todo lo que los usuarios del mundo digital deben saber para no caer en manos de los ciberdelincuentes. 

Estos son los cinco consejos fundamentales para evitar dolores de cabeza a la hora de navegar por la red:

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

1. Mantener las contraseñas seguras

Las contraseñas ayudan a proteger los dispositivos, cuentas e información, por lo cual se deben elegir bien. Deben ser únicas, no deben reutilizarse en distintas cuentas o dispositivos, y se recomienda usar passphrasses (contraseñas de 4 o más palabras) que son más fáciles de recordar, pero más difíciles de descifrar. Además, nunca deben compartirse con nadie. Las entidades bancarias nunca la piden por correos o mensajes, ni tampoco el número PIN o códigos de confirmación. 

2. Proteger la información y el equipo

Se recomienda mantener actualizados los sistemas operativos, programas, antivirus y aplicaciones, pues incluyen importantes parches de seguridad. También es importante hacer copias de seguridad regularmente. 

Estrategias de Inversión

3. Ser discreto online y en público

Los hackers suelen utilizar información disponible pública, tanto personal como de los negocios, para, mediante ingeniería social, llevar a la víctima a revelar más información que más tarde usarán con fines maliciosos. 

4. Pensar antes de hacer clic o responder

La mayoría de los ciberataques comienzan con un email, un SMS, mensajería instantánea o por teléfono. Es clave actuar con calma y tomarse un minuto antes de hacer clic en cualquier enlace, abrir un archivo adjunto, revelar información confidencial, etc.

5. Reportar cualquier sospecha

Es fundamental reportar a la empresa o a la persona que está siendo suplantada cuando se recibe un mensaje o llamada sospechosos. Si se es víctima de un ciberataque, se debe contactar inmediatamente a la autoridad pertinente. En España, por ejemplo, se puede llamar a INCIBE en el 017. Informar es clave en la lucha contra el ciberdelito. 
En el caso de los pequeños y medianos negocios, el Santander ofrece Cyber Guardian, una nueva solución para que las pymes puedan defenderse de las amenazas del mundo digital y fortalecer su protección, con la misma capacidad que tienen ya las grandes corporaciones. Este servicio, de la  mano de Factum, evalúa el riesgo de ciberseguridad; protege los dispositivos, los emails y la navegación; y ofrece formación a los empleados.