Popular ha completado hoy una nueva emisión de cédulas hipotecarias por un importe total de 1.000 millones € y a un
plazo de diez años. La emisión ha tenido una respuesta muy positiva tanto a nivel de inversores internacionales -con un 78% de la demanda- como nacionales, que representaron el 22% restante.


La emisión, que consiguió atraer el apetito inversor y alcanzó una sobresuscripción de 1,4 veces, fijó un cupón del 1%, el
tipo histórico más bajo para Popular en un plazo de diez años. La última emisión de cédulas realizada por Popular en abril de 2014 fijó un cupón del 2,125% para un plazo de cinco años y medio.

En relación con la demanda de los inversores internacionales, destacaron las órdenes de Alemania con un 31% y Reino Unido e Irlanda con un 15%. La demanda de la emisión, muy diversificada, estuvo constituida por 80 órdenes. En cuanto a la tipología del inversor, el 47% fueron gestoras de fondos, el 32% bancos centrales y el 19% bancos.

En términos de condiciones, la emisión se fijó con un diferencial de 50 p.b. sobre el midswap (índice de referencia de las emisiones a largo) para dar un cupón del 1% y una rentabilidad para el inversor del 1,08%. En 2015, Popular ha realizado una emisión de deuda senior entre un 74% de inversores internacionales por importe de 500 millones €. Además, el pasado mes de febrero, Popular emitió 750 millones € en Additional Tier 1, que fue colocada íntegramente y en muy pocas horas entre inversores cualificados internacionales.

El único respaldo para acceder a los mercados de capitales viene determinado por el conocimiento que los inversores institucionales tienen del modelo de negocio de Popular, de su capacidad de generar beneficios a medio y largo plazo y de su solvencia, según cita la nota de prensa enviada por la entidad.