Es la sexta compañía por capitalización dentro del Ibex 35, con un peso de 22.400 millones de euros. Su cotización se ha visto dañada en los últimos meses por la progresiva caída del precio del petróleo que afecta directamente a dos de sus tres áreas de negocio principales, como son las denominadas ‘upstream’ y ‘downstream’, más allá del tercer apartado vinculado a Gas Natural Fenosa.
 

En base a los últimos resultados publicados por la compañía que preside Antonio Brufau, Repsol incrementó su resultado neto un 27,9% con respecto al año anterior, hasta los 1.646 millones de euros. Registró unas ventas netas por valor de 55.746 millones para ese mismo periodo de tiempo.

Su programa de ‘Dividendo Flexible’ ha provocado que desde el año 2011 la petrolera haya llevado a cabo hasta ocho ampliaciones de capital. En la actualidad, la rentabilidad por este concepto se sitúa a la cabeza del selectivo, con un 6% estimado para 2015.

La petrolera cuenta con un PER de 16 veces y un tímido Beneficio por Acción (BPA) de 0,2 veces.

ANÁLISIS TÉCNICO

Repsol, un mero rebote alcista sin mayores implicaciones.

 Repsol sigue cotizando a la baja tras las fuertes caídas del crudo por lo que, las últimas alzas acontecidas en el activo bajo estudio, se enmarcan dentro de un movimiento reactivo de una tendencia bajista. Solamente la superación de la figura y de los 16,91€ por acción podrían hacernos cambiar de sesgo, si bien su aspecto técnico no invita a ser muy optimistas por el momento.

Análisis técnico Repsol


Según nuestros Indicadores de la Zona Premium...

INDICADORES REPSOL


Si quiere acceder a todos los análisis de Repsol, pinche aquí