La presidenta del Banco Santander ha hecho pública su defensa de un futuro en el que la tecnología y los servicios financieros caminen íntimamente relacionados. Insiste, sin embargo, en la diferenciación que supone para las entidades el trato personal, frente a compañías como Apple o Facebook. 
 
En la primera entrevista concedida a un medio de comunicación desde que asumiera la presidencia del Banco Santander, Ana Botín ha querido centrarse en aspectos tecnológicos relacionados con el sector financiero. "Nuestros clientes han de tener acceso al banco en cualquier momento. Ya sabe, como en el anuncio de Martini", afirmaba la presidenta. 

"Creo que la apuesta digital es un medio para llegar a un objetivo. ¿Cómo doy servicio y consigo más clientes leales?", se pregunta. "Estos son mis cimientos y, si lo piensas, la experiencia digital forma parte de todos ellos". 

Botín, reconoce el Financial Times, se refiere a Apple, Facebook, Google y Amazon como "los cuatro grandes" y reconoce que representan una amenaza, aunque los bancos tienen recursos para hacerles frente. "Si pensamos en ellos, no son los bancos sino estas cuatro grandes empresas tecnológicas que valen más que nosotros. Tienen más liquidez y están expuestas a una mayor regulación", explica la presidenta. 

Esas "desventajas" son las que necesitan ser convertidas en "ventajas", según la presidenta, frente a estos grupos. Recordamos que el año pasado Apple lanzó su Apple Pay, directa competencia para la banca. 

Sin embargo, recuerda Botín"uno no recurre a la tecnología para casarse o comprarse una casa. Ahí es donde estoy convencida que podemos competir con ventaja con estos cuatros grandes, si somos capaces de encontrar un modelo que pueda combinar el lado personal con la tecnología".