Tras recorrer los 790 km que separan Roncesvalles de Santiago en 20 etapas (2019) y haber cruzado el desierto de los Monegros en diez días (2021), Rubén Zulueta y José Ignacio Fernández, fundadores de CaMinus, junto a su inseparable apoyo Antonio y otros afectados por distrofia muscular, ya han demostrado que son capaces de conseguir todo lo que se proponen, aunque sea tan difícil como peregrinar a Santiago o atravesar un desierto en silla de ruedas.

Ahora, de nuevo con el objetivo de concienciar a la sociedad sobre las enfermedades raras, demostrar a las personas que las padecen que pueden alcanzar todas sus metas y conseguir recursos para dedicar a la investigación contra estas dolencias, los asociados de CaMinus se ha propuesto un nuevo reto: a partir del 1 de julio y durante 20 días, se lanzarán a recorrer en silla de ruedas la conocida como ruta Mozárabe del camino de Santiago. Partiendo de Almería, recorrerán en 14 etapas los 650 kilómetros del camino andaluz hasta la localidad de Mérida, punto donde nace la Ruta de la Plata y donde finaliza esta ruta meridional. A continuación, a bordo del furgón de apoyo, recorrerán 645 kilómetros hasta la localidad de Sarria, desde donde alcanzarán Santiago de Compostela en cuatro etapas, de nuevo en silla de ruedas.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Y durante toda esta aventura la colaboración de Alquiber, que comparte con CaMinus valores como la ilusión, la superación, el optimismo y la positividad, se volverá trascendental, ya que el líder en el negocio de alquiler de vehículos de renting flexible, en estrecha colaboración con Rehatrans, empresa especialista en la adaptación de vehículos PMR, ha cedido uno de sus vehículos transformados para el transporte de personas con movilidad reducida y sillas de ruedas. De este modo, dará apoyo logístico al proyecto durante todo el recorrido -el más largo que existe en la península, con 1.395 kilómetros desde la plaza de la Catedral de Almería hasta la Plaza del Obradoiro- como si de un ‘coche escoba’ se tratase. 

Además, CaMinus, que hasta ahora no había realizado ningún proyecto por la zona, dispondrá de la ayuda de diversos agentes para dar visibilidad a las enfermedades minoritarias aprovechando el año jubilar, como la asociación Jacobea de Almería-Granada camino Mozárabe y la Federación Española de las Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago.

Con esta inédita ruta en silla de ruedas, los miembros de CaMinus y todos sus colaboradores, que aspiran a convertirse en embajadores universales de la accesibilidad, pretenden concienciar a la sociedad sobre las enfermedades raras, obteniendo repercusión a través de los medios de comunicación que se hagan eco de su hazaña. Además, como no podía ser de otra manera al tratarse de una asociación sin ánimo de lucro, todo lo que se recaude con esta iniciativa será destinado a la investigación en este campo.