Almirall ha experimentado una aceleración del crecimiento en ingresos Totales y Ventas Netas y ha alcanzado un EBITDA de 183 millones de euros, lo que supone una variación positiva del 6,5% con respecto al mismo periodo del pasado año, en el que obtuvo 172,6 millones de euros.
 

A este crecimiento le sigue también la progresión de los ingresos, que alcanzando los 635,4 millones de euros en este último trimestre del año, ha experimentado un incremento del 6,7% con respecto al pasado año que ingresó 595,3 millones, según ha informado la compañía en un remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Sus Ventas Netas alcanzan los 576,2 millones de euros, un 10,6% más que el pasado año. Su margen bruto también mejora, con 406,4 millones de euros, un 12,7% más que los 360,7 millones de euros obtenidos el pasado año. La inversión en I+D  ha aumentado un 10,7%, debido a que los nuevos proyectos  de desarrollo necesitan de ella.



Derma, es el principal impulsor del crecimiento de la empresa Almirall, tanto en EEUU como en Europa, que está siendo impulsado por nuevos lanzamiento y compras.

La empresa ha sufrido un incremento debido a “good will” y a activos  en la adquisición de Poli Group y ThermiGen. En cambio, la caja ha disminuido debido a la inversión en nuevos negocios, como Sun Pharma. Al menos este desembolso de dinero no ha sido tan grande, ya que se ve compensado por los cobros d ela desinversión de México.

Almirall ha comunicado un plan de reestructuración, para racionalizar operaciones. Esta medida afectará a un máximo de 121 empleados en España. El objetivo del plan es reasignar recursos para poder apoyar los nuevos impulsores de crecimiento de la empresa, tales como los tres proyectos en fase III, el lanzamiento de DMF y tildrakizumab y para apoyar el crecimiento de Thermi