MADRID, 24 FEB. (Bolsamania.com/BMS) .- Como hoy el Ibex 35 ha subido un 1,21% hasta los 10.193,10 puntos, y el viernes tras el cierre la agencia de calificación Moody's mejoraba la calificación de la deuda soberana del país y la situaba en perspectiva positiva, hoy en la plaza española se habla del “efecto Moody's”. Lo cierto es que las subidas han sido generalizadas en Europa, donde los índices se han anotado un 0,5% de media pero, también es verdad, que el selectivo español ha sido uno de los más positivos, y ha conseguido batir los 10.100 puntos.

Ese nivel es, de nuevo, un número de esos psicológicos, bonitos y redondos, pero nada más porque, técnicamente, tal y como indicó esta mañana el analista técnico de Bolsamanía, José María Rodríguez, la zona de control estuvo en los 10.184 puntos que el índice ha batido hoy al cerrar en los 10.193,10 puntos. Rodríguez cree ahora que el selectivo español podría visitar a los máximos del año, los 10.552 puntos, más que ir a por los mínimos de principios de febrero.

Que la bolsa española tome uno u otro camino dependerá, a pesar de que precisamente esta semana son muchos los componentes del Ibex 35 los que presentan resultados, de los datos macroeconómicos globales. “Los resultados han sido bastante pobres hasta el momento”, opina en Bloomberg Andrea Williams, de Royal London Asset Management, que recuerda que esta es la última gran semana de cifras empresariales en Europa: “El mercado volverá a centrarse en la economía”.

En la misma línea se pronuncia en Reuters Vincent Ganne, analista de FXCM: “La previsión de una mejora en el crecimiento de la Zona Euro ha sido uno de los grandes catalizadores del mercado en las últimas semanas (…) Con muchos datos revelándose en estas cinco sesiones, incluidas las referencias sobre inflación el viernes, se pondrá a prueba el apetito por el riesgo de los gestores de fondos. Necesitamos más noticias positivas o, de lo contrario, los inversores empezarán a tener dudas”.

Opinan también igual los expertos de Link Securities, que esperan que en los próximos días se compruebe si realmente la confianza de los consumidores se ha mantenido en niveles elevados: mañana se publica el índice de confianza de los consumidores del mes de febrero que elabora la consultora The Conference Board en Estados Unidos, y el viernes la lectura final del mismo mes del índice de sentimiento de los consumidores que publica mensualmente la Universidad de Michigan; también mañana se conocerá el índice manufacturero de la Reserva Federal de Richmond y el de Kansas, el jueves. “Los inversores estarán muy pendientes, ya que estos indicadores no deberían estar influidos por el mal tiempo atmosférico, al menos en la misma medida que los de diciembre y enero”, matiza Link, y Bankinter coincide: “Aunque las flojas cifras macroeconómicas de las últimas semanas se han atribuido a la adversa climatología, unos datos inferiores a lo esperado sí podrían provocar un retroceso de Wall Street durante esta semana”. Importante también la publicación el viernes en Estados Unidos de la segunda lectura del PIB correspondiente al cuarto trimestre, “cuyo crecimiento esperado ha sido revisado a la baja por los analistas desde el 3,2% de su primera lectura hasta el 2,5%”, recuerdan en Link.

En esta orilla del Atlántico también se darán a conocer referencias importantes esta semana, “que deben confirmar que la economía en el continente sigue, poco a poco, mejorando”, advierten los expertos de Link. Destacan en la apertura la publicación hoy de los índices de clima económico en Alemania que elabora la consultora IFO, y avisaban de que “estos indicadores deberían mantenerse a niveles elevados para tranquilizar a los inversores”. Los datos se han saldado con lecturas mejores de lo esperado. El índice de clima de negocios ha subido hasta 111,3 puntos, desde los 110,6 previos, mientras el consenso no esperaba cambios. El indicador de situación actual ha avanzado desde los 112,4 puntos, hasta los 114,4, frente a los 112,9 puntos que anticipaban los analistas. Y el indicador de expectativas ha caído hasta 108,3 puntos, desde los 108,9 anteriores, aunque se ha situado ligeramente por encima de los 108,2 esperados.

En este escenario de importantes referencias empresariales aún por conocerse en España como las de Repsol o Telefónica, y ante la intensa agenda macro, Bankinter reconoce que su visión de medio plazo continúa siendo positiva, “pero el enfoque táctico de esta semana debe ser prudente, a la espera de nuevos catalizadores que permitan proseguir la tendencia alcista de medio plazo”.

M.G./J.M.

Suscribete a Estrategias de Inversión Premium

Es el mejor momento para utilizar herramientas y análisis independientes para gestionar nuestras inversiones.

Ayudanos a seguir siendo independientes y seguir innovando para ofrecer el mejor análisis para los inversores. Es el momento de apoyarnos si utilizas nuestros servicios.
 

Suscribete por tan solo 15 centimos al día ( 55 Euros al año)  y descubre todo el potencial de nuestra zona premium. ¿Nos pruebas?

 

 

Pide información