MADRID, 10 SEP. (Bolsamania.com/BMS) .- ACS ha convencido al Gobierno para que Enagás asuma el agujero de 1.400 millones de euros originado por el fracaso del almacén de gas Castor, situado frente a las costas de Castellón.
Según publica El Confidencial, el objetivo de ACS es que los 1.400 millones de euros sean asumidos por un sindicato de bancos y por el gestor de los gasoductos españoles.

OPCIONES

La opción que se maneja es realizar una nueva emisión de deuda a largo plazo, con vencimiento a 20 años, cuya rentabilidad sería desembolsada por Enagás y el resto de distribuidoras, como Endesa, Iberdrola y Gas Natural.

Finalmente, serían los ciudadanos quienes pagarían la factura, ya que estas empresas repercutirán estos costes en las tarifas que mensualmente cobran a los ciudadanos. “En definitiva, el fracaso del proyecto de Florentino Pérez se repartiría solidariamente entre los ciudadanos”, afirma la publicación digital.

Al parecer, la oposición en Enagás a asumir el coste de Castor era grande, pero la entrada de varios consejeros relacionados con el PP, como Antonio Hernández Mancha, Ana Palacio e Isabel Tocino, ha inclinado finalmente la balanza en favor de ACS.