El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, calificó hoy de "positivo y alentador" el descenso del paro en 24.741 personas en el mes de mayo y esperó que suponga un "cambio de tendencia", pero insistió en que debe acogerse con "cautela" y "mucha prudencia".
En declaraciones a los medios, antes de reunirse con la ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, en la sede de Sepes con motivo de su 50 aniversario, Zapatero indicó que esta primera caída del desempleo, después de 14 de meses negativos, "da estímulo" y "debe ser un cambio de tendencia".

Asimismo, aseguró que el plan de estímulo a la economía de 11.000 millones de euros, y de forma singular los 8.000 millones del Fondo de Inversión Local que incluye, han sido "decisivos" para lograr frenar en mayo la escalada del desempleo.

Si bien, destacó también el resto de los planes puestos en marcha por las comunidades autónomas, con los que la suma de las ayudas para financiar particulares, empresas y autónomos asciende en estos momentos a 7.000 millones de euros.

En la misma línea, destacó la contribución de los planes específicos para sectores estratégicos, como el de apoyo al automóvil, de 4.000 millones de euros, o los destinados al sector turístico, que "seguirán mejorando".

"Sé que este es un dato que produce una expectativa favorable en la mayoría de la sociedad española, para sindicatos y empresarios. Nos debe llevar a redoblar el esfuerzo para vencer la crisis y volver a generar empleo", añadió.

PRUDENCIA Y CAUTELA.

Sin embargo, poco después de que el ministro de Industria, Miguel Sebastián, hablara del principio del fin de la recesión, Zapatero recordó que la economía atraviesa "una crisis severa" y que "la tarea de cara a los próximos meses es de gran esfuerzo y difícil".

En este capítulo, aseguró que el Ejecutivo "sigue trabajando intensamente para lograr un acuerdo social" y llamó a "intensificar" la colaboración entre las diferentes administraciones. En este punto, puso énfasis en que el próximo año se pondrá en marcha un nuevo fondo extraordinario para los ayuntamientos de 5.000 millones de euros.

"Estoy plenamente convencido de que el conjunto de la sociedad está arrimando el hombro", indicó Zapatero para apostillar que "el Gobierno está comprometido y con la mayor dedicación posible para que las personas que buscan un empleo tengan un mejor horizonte más favorable".

Por último, el jefe del Ejecutivo se refirió a la valoración realizada por el PP de los datos del paro de mayo, cuyo descenso explica por un efecto estacional. "Me entristece y no me sorprende", afirmó Zapatero.