El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró hoy que el Gobierno va a poner en marcha "estímulos", que no concretó, para que las familias ahorren energía en sus casas, y añadió que el cambio climático es un "gran oportunidad" para que todos los ciudadanos empiecen a actuar desde sus ámbitos más cercanos.
"Ahorrando energía, cambiando la producción de la energía en cada casa con los estímulos que el Gobierno va a poner en marcha y modificando el modelo de transportes", indicó Zapatero, que aseguró que es una ocasión para que la sociedad española "se ponga en marcha activamente y vote por un nuevo modelo energético". En este sentido, se comprometió a poner a España en "la primera línea" en esa transformación del modelo energético y de producción para hacer frente al calentamiento global. El jefe del Ejecutivo inauguró dos nuevas instalaciones del Parque Temático Solar del Complejo de la Moncloa, que producirán 86.700 kilowatios de energías renovables al año y evitarán 29 toneladas de emisiones de CO2. Además, recibió de manos de los expertos el informe sobre cambio climático en España que solicitó la III Conferencia de Presidentes celebrada en enero de este año. Desafío más grave "Quiero reiterar un hecho inequívoco: el cambio climático es el desafío más grave que se cierne sobre la vida en la tierra, que exige un nuevo contrato del hombre con la naturaleza, con su entorno, con la tierra", aseguró alertando de que en esta lucha no se puede "perder ni un minuto ni ningún esfuerzo". A su juicio, es un momento para que la sociedad tome conciencia de los riesgos que corren suelos, bosques y costas españolas por el aumento de las temperaturas, los incendios y grandes incendios, la subida del nivel del mar y la "permanente presión urbanizadora del litoral". "No es sólo nuestra contribución al reto planetario, significa nuestro compromiso con nuestro país, un país que cualquier ciudadano quiere habitable, que apuesta por renovar su energía, alejándose del carbono y apostando por energías limpias", dijo Zapatero, al tiempo que apostó por la energías eólica y solar y las técnicas de reducción y captura de carbono. Economía alejada del carbono "Los costes de la inacción en la lucha contra el cambio climático son superiores al coste de las acciones que podemos y debemos llevar a cabo", añadió. Así, destacó que el cambio climático es un "gran desafío", pero también representa una "gran oportunidad" porque supone un estímulo a un nuevo modelo de producción, una nueva "economía que se alíe con la innovación y se aleje con la producción de carbono". El presidente del Gobierno recalcó que en la próxima Cumbre del Clima, que se celebra en Bali a partir de la próxima semana y que tiene que empezar a sentar las bases para los acuerdos que sucederán al Protocolo de Kyoto a partir de 2012, España se "volcará", en consonancia con la UE, en "preservar la calidad de vida" de las futuras generaciones. Zapatero se mostró "orgulloso" del liderazgo mundial de España en el campo de las energías renovables, que "muestra al mundo la imagen de una España moderna, con capacidad tecnológica y respetuosa con el medio ambiente". En este sentido, destacó la apertura de las dos nuevas instalaciones del Palacio de Moncloa como ejemplo para los demás edificios públicos de la colaboración entre empresa privada y administración pública. "España en su historia llegó tarde a muchas cosas que representaban avance, progreso, ciencia, bienestar, capacidad de vivir en armonía social y ahora puede llegar a tiempo de vivir en armonía con su entorno; de hacer ciudades, bosques, playas, costas, habitables, que sean respetadas por la acción civilizadora y el ser humanos", concluyó. Junto con los ministros de Industria y Medio Ambiente, Joan Clos y Cristina Narbona, respectivamente, el jefe del Ejecutivo inauguró una instalación fotovoltaica que supone la primera unidad de alta concentración de energía eléctrica que se instala, analiza y explota de forma comercial en España. Igualmente, se puso en marcha una instalación solar térmica que produce frío mediante la utilización de una máquina de absorción rotativa integrada a la instalación de climatización de uno de los edificios del complejo. El proyecto surge de la colaboración entre el Ministerio de la Presidencia, el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) y la sociedad ISOFOTON. Junto a empresarios y políticos, se encontraban los once expertos que entregaron al Gobierno un informe sobre cambio climático con algunas afirmaciones fundamentales, como que la biodiversidad española se verá muy afectada por el calentamiento global y muchas especies pueden correr peligro de extinción, la disminución de los recursos hídricos, la elevación del nivel del mar con un horizonte de 15 centímetros, mayor desertificación, cambios en la agricultura y explotaciones ganaderas, aumento de enfermedades subtropicales y olas de calor, más incendios forestales y efectos en el turismo.