Wells Fargo redujo sus estimaciones para los resultados de Royal Caribbean en los años fiscales 2009 y 2010, para reflejar los rendimientos más bajos como resultado de la menor demanda en España y los mayores gatos en intereses tras la oferta reciente de notas de RCL. La meta para el fiscal 2009 descendió de 87 a 76 centavos por acción, y la del fiscal 2010 de 1,56 a 1,44 dólares. La liquidez de RCL parece ser adecuada, y debería permitir obtener financiamiento para su barco Allure of the Seas, señala la firma. "Idealmente, preferiríamos que la gerencia reduzca aún más su perfil de riesgo de refinanciamiento más temprano que tarde", indica Wells. Pero si los rendimientos en el 2010 y 2011 resultan en un deterioro de la liquidez, RCL tiene algunas opciones adicionales, como titulizar activos o emitir deuda, señala Wells Fargo. Cerca del mediodía, RCL descendía una fracción a 14,64 dólares.