La mayor firma estadounidense especializada en préstamos y ahorros, Washington Mut obtuvo pérdidas de 67 millones de dólares en 2007 (46 millones de euros, tras un cuarto trimestre en el que llegó a perder 1.867 millones de dólares (1.275 millones de euros). La compañía atribuye esos malos resultados, peores de lo que preveían los analistas,
al efecto que tuvo en sus cuentas la carga de 1.600 millones de dólares que anotó como amortización de activos relacionados con hipotecas subprime, y al aumento de las provisiones para hacer frente a la debilidad del mercado inmobiliario. “En diciembre ya anunciamos una serie de iniciativas que serían adoptadas para hacer frente a unas condiciones del mercado sin precedentes a las que tienen que enfrentarse esta compañía y otras de la industria de los servicios financieros”, explica el presidente y consejero delegado de WaMu, Kerry Killinger. Entre esas medidas destacan “una sustancial inyección de liquidez, la reducción del dividendo, recortes significativos en los costes y grandes cambios en el negocio de préstamos hipotecarios”, ha recordado Killinger al presentar los resultados después del cierre del mercado bursátil en Nueva York.